MADRID.- Elaborado por el catedrático Félix Rodríguez González, de la Universidad de Alicante, el Diccionario Gay-Lésbico contiene términos como "queer", "bolliscout" y "gayería", referidos al ambiente homosexual, los cuales han hallado así su lugar en la lexicografía especializada.
El Diccionario Gay-Lésbico, editado por Gredos, llena un hueco en el idioma español al registrar, mediante más de mil 500 palabras, la terminología y el argot de la homosexualidad, con definiciones y comentarios sobre la frecuencia y la etimología de los vocablos, además de citas que ejemplifican su uso.

Félix Rodríguez González, que lleva más de 20 años estudiando y enseñando los diferentes argots en la universidad, ha recogido este "lenguaje de vivacidad y alternativa lingüística en un trabajo de gran empaque académico", tal y como lo definió ayer durante su presentación el escritor Eduardo Mendicutti.

Este catálogo del vocabulario homosexual incluye términos y expresiones tan sorprendentes como "gaylandia" (país imaginario lleno de felicidad que supondría para algunos gays un barrio tan significado como el de Chueca, en Madrid), "ser del Sevilla y el Betis" (ser bisexual) o "Agencia EFE" (mariquita cotilla que está muy al tanto de los chismes relacionados con el ligoteo de su ambiente).

Colaboraciones
Para realizar este libro, el catedrático de la Universidad de Alicante ha contado con la colaboración de escritores como Leopoldo Alas, José Infante y el propio Mendicutti; ha visitado bares y lugares de ambiente gay; ha recorrido numerosos foros de Internet, y ha realizado un amplio trabajo de investigación histórica.

"Me ha interesado bucear en la historia de las palabras", destacó el autor del diccionario.

Gracias a esta investigación, Félix Rodríguez elabora en su obra una cuidada historia sobre el origen del término gay, que "se remonta al inglés medieval con el significado de espléndido, hermoso y alegre", y del que también encuentra coincidencias con la palabra "gaudium" (gozo) latina.

El profesor de filología, que centra su trabajo académico en las áreas de lexicología, lexicografía y sociolingüística del inglés y el español, aseguró que ha tratado de "ser fiel al lenguaje y recoger todos los términos, incluso los negativos", por lo que ha pedido perdón a aquellos que puedan sentirse ofendidos.