Rodeado en todo momento por Pepe, compañero en la selección, y de Heinze, con quien compartió vestuario en el Manchester United, Cristiano bromeó desde su salida al césped con ellos, tras conocer a sus nuevos compañeros en el vestuario.
Madrid, España.- El portugués Cristiano Ronaldo fue la gran atracción en la vuelta al trabajo del Real Madrid en la ciudad deportiva de Valdebebas, siempre acompañado de su compatriota Pepe y el argentino Gabriel Heinze, que ayudaron a su integración en el primer día.

De las caras nuevas del Real Madrid, cada gesto de Cristiano en los quince minutos de entrenamiento abiertos para los medios de comunicación, centró la atención de las treinta cámaras de televisión y los cerca de cien periodistas que acudieron al estreno.

Rodeado en todo momento por Pepe, compañero en la selección, y de Heinze, con quien compartió vestuario en el Manchester United, Cristiano bromeó desde su salida al césped con ellos, tras conocer a sus nuevos compañeros en el vestuario.

El papel de Pepe y Heinze con Cristiano, lo realizó el francés 'Lass' Diarra con su compatriota y compañero de selección Karim Benzema. El tema del idioma dificulta más su rápida integración, aunque al delantero también disfrutó de su primer día como madridista.