Universal
Ubicado en la sierra noreste de Puebla, este lugar posee ríos, cascadas y grutas, además de su típica gastronomía
Para aquellos que quieren disfrutar de un lugar rodeado de misterio y belleza, Cuetzalan representa una magnífica opción.

Ubicado en la sierra noreste de Puebla, Cuetzalan nos remonta a una época pasada en donde sus habitantes visten con trajes típicos rodeados de sus pintorescas casas y atractivos naturales.

La neblina es una de las características del lugar, al igual que sus ríos, cascadas y grutas. Tiene un clima muy húmedo con lluvias en verano.

Cuetzalan significa Tierra de Quetzales. Fue uno de los asientos totonacas conquistados por Tízoc y Ahuízotl e invadidos hacia el siglo 15 por grupos nahuas, razón por la cual se habla totonaco y náhuatl.

En comidas Cuetzalan también es ideal. Hay para todos los gustos, desde el típico mole, pan, queso, pipián, tamales de frijol, acamayas y cecina. También hay gustos dulces como el almíbar de tejocote, manzana, perón y plátano.

Entre sus bebidas destacan el atole de maíz fermentado, el vino de café, maracuyá, de jobo, etcétera. Existen cabañas y hoteles listos para dar hospedaje a los visitantes y un detalle más, es una aventura que no es costosa.

Lugares para visitar: La Parroquia de San Francisco construida en el siglo 19, las pirámides de Yohualichan, el Santuario de Guadalupe, cascadas y grutas.