Foto: Vanguardia-Cuartoscuro
El Universal
El propietario del periódico El Bueno Tono, que fue atacado ayer en Veracruz, dice que algunos servidores se sentían `incómodos' con la información que se publicaba
Ciudad de México.- El propietario del periódico El Buen Tono del municipio veracruzano de Córdoba, el cual fue atacado e incendiado el domingo por hombres armados, José Abella García, aseguró que podrían estar detrás del ataque funcionarios del gobierno municipal y estatal.

El ex candidato del PAN a la alcaldía de Córdoba aseguró que el presidente municipal Francisco Portilla Bonilla y algunos funcionarios estatales, entre ellos el director de Tránsito, Carlos Demuner Pitol, se sentían incómodos con la información que se publicaba en el diario.

"El gobierno aquí en Veracruz estaba acostumbrado a que le aplaudieran todo y no les gustó que les dijeran sus verdades, y hablo del presidente municipal de Córdoba (Francisco Portilla)", denunció en una entrevista concedida a Pedro Ferriz de Con.

Las instalaciones del periódico "El Buen Tono" del municipio de Córdoba, en la zona centro de Veracruz, fueron atacadas la madrugada del domingo por un comando, cuyos integrantes destruyeron la redacción y posteriormente prendieron fuego al área y a la fachada principal.

De acuerdo con relatos de empleados del rotativo, los hombres ingresaron durante la madrugada de ayer domingo de manera violenta a las instalaciones del rotativo, el cual surgió hace dos meses con una línea crítica y con amplios espacios de información relacionada con la delincuencia organizada.

El director del nuevo diario informó que en esta misma semana comenzarán a circular nuevamente, aunque admitió que su personal, entre reporteros, editores y repartidores, están espantados.

Aseguró que por sus propios medios ha identificado plenamente a tres de quienes el pasado domingo por la madrugada ingresaron al edificio del diario y destruyeron el equipo de cómputo y posteriormente lo incendiaron.

"Será cuestión de días cuando agarremos a quien ordenó que nos quemaran. Ya tenemos detectados a tres, los que entraron. Son mocosos de 18 años, dejaron un cargador de AK-47 tirado", reveló.

Abella García dijo que se reunió con el procurador de Justicia, Amadeo Flores, y el secretario de Gobierno, Gerardo Buganza Salmerón, para pedir protección de la policía estatal o del Ejército pues, dijo, no confía en la "policía corrupta de Paco Portilla".

Por su parte, empleados de El Buen Tono admitieron incertidumbre sobre si regresarán a laborar o no ante la amenaza de un segundo ataque y el poco respaldo del empresario Abella García.

En la ciudad de Córdoba, regidores de oposición demandaron al alcalde Francisco Portilla Bonilla otorgarles seguridad personal pues existe el temor de sufrir algún atentado.

En conferencia de prensa conjunta, los regidores panistas María Elena Regules Sánchez, Eleonora Croda de la Vequía, Juan José Vallejo Garay y el regidor independiente José Sierra Silva, admitieron tener temor por lo ocurrido el pasado domingo en el diario El Buen Tono, pues eran ellos quienes más "golpeaban" a las autoridades.

"Primero que nada condenamos lo sucedido al medio de comunicación, ha conmovido a la zona centro, realmente nos conmueve y lo que queremos pedir es seguridad también, pues este medio de comunicación estaba identificado directamente con la oposición", dijo.

Aseguró que sus comentarios van muchas veces en contra de la opinión oficial y exigió a las autoridades aclarar quiénes fueron realmente los causantes de este atentado.

"Estamos temerosos sobre qué podría pasar con nosotros, Portilla no nos hace caso. No hemos tenido amenazas directas, hay comentarios, es importante que la ciudadanía se entere de lo que está pasando. Queremos ser tomados en cuenta en cuanto a seguridad", agregó.