LA JORNADA
México, D.F. .- Cerca de 100 mil productores de cuatro estados del norte del país acordaron sembrar maíz transgénico en el actual ciclo otoño-invierno, en respuesta al aplazamiento en la publicación del reglamento de la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados.
Perfecto Solís, presidente del Consejo de Productores de Maíz de Tamaulipas, dijo que agricultores de Nuevo León, Chihuahua, Coahuila y de su estado conformaron un frente de apoyo al uso de la biotecnología. "Ante la sordera y ceguera del gobierno federal, los campesinos decidimos iniciar la siembra de maíz transgénico, que venderemos a Industria de Derivados Químicos y Alimenticios del Maíz y a los productores pecuarios".

Descartó acciones legales contra los 100 mil productores. "No podemos esperar cinco años más, y menos cuando nos han puesto a competir en desventaja con productores de maíz de Estados Unidos.

"Con ese reglamento o sin él empezaremos a sembrar maíz transgénico y, si es necesario, recurriremos al uso de la fuerza para defender los cultivos", señaló.

Organizaciones campesinas y ambientalistas, así como artistas y escritores, se han sumado a la campaña Sin maíz no hay país, que incluye el rechazo a la siembra del transgénico, porque, dicen, "no resuelve el problema de alimentación en el país".