La fuerza irresistible de Google para hacer mapas y fotos del mundo entero se ha topado con un objeto inmutable: la tradición suiza de proteger la intimidad personal.

El funcionario que vela por la intimidad en Suiza anunció el viernes su intención de llevar a la máquina de búsqueda ante un tribunal federal para obligarla a introducir cambios en su aplicación Street View.
La fuerza irresistible de Google para hacer mapas y fotos del mundo entero se ha topado con un objeto inmutable: la tradición suiza de proteger la intimidad personal.

El funcionario que vela por la intimidad en Suiza anunció el viernes su intención de llevar a la máquina de búsqueda ante un tribunal federal para obligarla a introducir cambios en su aplicación Street View.

Google criticó la decisión y dijo que se defendería. Street View (vista de la calle) permite a los usuarios de internet observar panorámicas a nivel de calles en un centenar de ciudades del mundo. Varios países europeos y Japón la han criticado porque permite la identificación de las personas sin su conocimiento ni consentimiento, lo que las vuelve vulnerables a la difusión de hechos de su intimidad.

El comisario federal de protección de la información en Suiza quiere de Google una garantía de que las caras y las patentes de los autos serán borroneadas, que no se filmarán zonas cercadas tales como jardines y calles privadas y que anunciará con una semana de anticipación qué poblaciones piensa filmar y colocar en la internet.

``Muchas caras y números de patentes de vehículos no resultan suficientemente irreconocibles desde el punto de vista de la protección de datos, particularmente cuando las personas aparecen en lugares delicados, por ejemplo, frente a hospitales, prisiones o escuelas``, dijo el comisario Hanspeter Thuer en un comunicado.

``La altura desde la cual filma la cámara en el techo del vehículo de Google también es cuestionable``, añadió. ``Permite ver por encima de cercas, setos y paredes, por lo cual se ve más en

Street View de lo que ve normalmente un transeúnte en la calle``. Thuer pidió en agosto a Google que tomara ``varias medidas para proteger la intimidad personal en su servicio de internet Street View``.

``Google se negó a cumplir la mayoría de los pedidos``, dijo el comisario, por ello decidió llevar el asunto ante el Tribunal Federal Administrativo suizo.

Google se declaró decepcionado por esa decisión y dijo que ``respondería vigorosamente`` a la demanda.

``Creemos que Google Street View es absolutamente legal, también en Suiza``, dijo el vocero Matthias Meyer.