Acusa la antropóloga Eliane Karp a la universidad de EU por su intención de mantener los objetos históricos otro siglo más
La ex primera dama peruana Eliane Karp denunció hoy que la Universidad estadounidense de Yale pretende conservar otro siglo más las miles de piezas extraídas de Machu Picchu, que están en sus manos desde 1912.

"Yale pretende no desprenderse de las piezas tan fácilmente. Después de una posesión ilegal de casi un siglo, busca ahora seguir con su investigación un siglo más", señaló la antropóloga y esposa del ex presidente Alejandro Toledo (2001-2006) en un artículo publicado por el semanario "Caretas".

Karp, de origen belga, basa su denuncia en el Memorando de Entendimiento suscrito en septiembre del 2007 entre el actual Gobierno del presidente peruano, Alan García, y la Universidad de Yale, en el que este centro reconoce, por primera vez, la propiedad peruana de los restos incaicos.

Sin embargo, el acuerdo impone una serie de condiciones para la repatriación de las miles de piezas que el explorador estadounidense Hiram Bingham se llevó de Perú a principios del siglo XX en calidad de préstamo y nunca devolvió.

"En el Memorando obligan al Perú a reconocer el derecho de usufructo adicional de Yale sobre los materiales por un período equivalente a 99 años. Dicho documento expresa una humillante condicionalidad en la sección 3: `El acuerdo deberá establecer que Yale podrá reconocer la titularidad del Perú sobre los Materiales`", subrayó Karp.

"Yale nunca ha reconocido de manera directa la propiedad del Perú sobre los artefactos", que en un primer momento se calcularon en más de 4.000 -cifra que se incrementó a 46.332 objetos- de acuerdo a un reciente inventario realizado por el Instituto Nacional de Cultura (INC) del país andino.

Karp también puntualizó que Bárbara Shailor, vicerrectora adjunta para las Artes de Yale y portavoz de esa institución en el caso de Machu Picchu, fue "intencionalmente ambigua" al ser interrogada sobre la polémica el pasado 9 de marzo por la Radio Pública Norteamericana (NPR, por sus siglas en inglés).

Al ser preguntada sobre si las piezas arqueológicas le pertenecían a Perú, Shailor respondió -según relató Karp-: "no es así de simple", a pesar de que días antes había reconocido al diario "Perú.21" que las piezas eran peruanas.

"Verá, estamos en medio de una investigación y nos gustaría conservarlas (...). Algunas (piezas) se quedan para fines de investigación", agregó la portavoz de Yale en declaraciones citadas por la ex primera dama peruana.

Karp, profesora visitante de la estadounidense Universidad de Stanford, criticó al actual Gobierno peruano por haber aceptado en el Memorando de Entendimiento suscrito con Yale "una categorización arbitraria de las piezas", que las clasifica como "museables" y "no museables", es decir, de interés para el público y para fines de investigación.

"Esta clasificación le permitió entonces a Yale decidir, de forma arbitraria, quedarse con una sustancial parte de las piezas -supuestamente no museables- para continuar con sus investigaciones", remarcó la esposa de Toledo, cuyo Gobierno pretendió llevar a juicio a Yale para lograr la repatriación de los restos incaicos.

Yale pretende devolver a Perú sólo 384 piezas en un plazo de dos años con el propósito de exhibirlas en un museo, que deberá construirse en la ciudad de Cuzco, bajo directrices dictadas por la institución estadounidense.