Arturo Estrada / Vanguardia
Saltillo, Coah.- El rompimiento del gobernador Humberto Moreira con el PAN, que se ha venido manifestando hace días, no deberá ser motivo de que se tomen reprimendas contra Coahuila, afirmó el diputado federal Javier Guerrero García.
El legislador tricolor advirtió que en caso de que el Estado sienta que no le lleguen los recursos convenidos, tiene el derecho constitucional y político de reclamarlos.

"El Gobernador es un militante del PRI, y como tal nosotros siempre vamos a estar atentos a que Coahuila no se vea afectado en sus beneficios y derechos por posiciones políticas, independientemente de cuáles sean éstas", afirmó.

Guerrero García sostuvo que se debe reconocer cualquier posición discordante en el ámbito de las discusiones sobre temas nacionales.

-¿Pero no se podrían ver afectadas las finanzas de Coahuila?-

"No tienen por qué, hicimos un esfuerzo importante en materia de reforma fiscal, hay asignaciones que no están particularizadas. Existe un crecimiento de la recaudación federal participable del 8.5 por ciento.

 

Los impuestos y transferencias no van a personas, sino que se dan sobre todo en función de criterios de asignación, así que no tienen por qué involucrarse situaciones de aspecto coyuntural, político o personal", expuso.

El legislador afirmó que hay que construir hacia adelante mecanismos sólidos, que se avance en potestades en función de un real federalismo.

Sobre la probabilidad de que no lleguen 3 mil millones de pesos, Javier Guerreo, sostuvo que está descontextualizado el debate, pues de entrada, de acuerdo con las facultades que tiene el Congreso de la Unión, todos los recursos federales son fiscalizables por el órgano superior.