Notimex
Los legisladores de los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD) señalaron que el caso del edil con licencia de Izúcar de Matamoros, Rubén Gil Campos, aún no está cerrado para el Congreso del estado.
El legislador local perredista, Melitón Lozano, dijo que no es un caso cerrado el asunto de Izúcar de Matamoros, ya que faltan puntos por analizar y que dictamine la Comisión de Gobernación.

"No me ha sido entregada la información que dio el secretario de Gobernación, lo cual no es posible que pase, pero quedó la inconformidad asentada en el acta de la reunión de la comisión", aseguró.

Lozano Pérez mencionó que todo esto ha sido obstaculizado por parte de la fracción parlamentaria del Revolucionario Institucional (PRI) debido a que es mayoría en el Congreso del estado, ya que no hay interés en atender este problema.

Por su parte, la diputada local panista, Leonor Popócatl, dijo que solicitarán nuevamente al Instituto Electoral del Estado (IEE) acelerar ese asunto del edil con licencia, con el objetivo de saber el origen de los recursos que se aplicaron en su campaña.

"Esperamos nuevamente que se haga la petición al instituto, nos urge la respuesta por eso lo estamos solicitando, sino habríamos esperado a que diera el informe al término de su calendario y de su trabajo", aseguró.

Popócatl Gutiérrez dijo que en la respuesta del titular de la Secretaría de Gobernación no quedó clara la situación jurídica de Gil Campos y el asunto de las cajas de ahorro.

El pasado 23 de marzo Rubén Gil fue detenido en Los Angeles, California y fue trasladado a la corte de Nueva York, debido a que dicha persona con alias "Padrino" y "Gavilán" de 2005 a 2007 violó las leyes de narcóticos.

Tuvo una primera comparecencia en la corte de distrito sur de Nueva York y el 22 de mayo habrá una segunda presentación, lo cual implica un proceso judicial que impide al edil regresar a su cargo.

El diputado del PRD ha solicitado en varias ocasiones la revocación del mandato de la alcaldía de Izúcar de Matamoros y por tanto, convocar a elecciones extraordinarias.