¡Descubre si eres una "fashion victim" con estas cinco características típicas y domina la moda para verte actual y encantadora!
¡Toma nota! El término tan usado por revistas de moda y programas de televisión especializados define así a aquellas mujeres que persiguen las últimas colecciones y no se fijan si en realidad son ideales para su cuerpo o su look habitual.

Casi desesperadas usan lo que la moda dicta y pierden la noción de elegancia. Descubre si tienes alguno de estos síntomas y encuentra el punto exacto para verte con estilo. ¡Atrévete!

1. Usas ropa no adecuada
Con ánimos de demostrarle al mundo que sabes de moda compras la ropa más reciente sin pensar en la forma de tu cuerpo. Recuerda que hay prendas para mujeres ultradelgadas y no debes entrar en régimen sólo para lucir como ellas. Si insistes en vestirte con piezas muy ajustadas sólo porque están de moda, todos verán que no tienes idea sobre el arte de vestir.

2. Los accesorios te invaden
Si llevas excesivas joyas, maquillaje y hasta perfume sólo porque se usa, sin duda llamará la atención de quienes te rodean pero más por parecer un maniquí. Tantos atuendos terminarán por saturar la vista. Intenta llamar la atención en un solo punto y así sobresaldrás más.

3. Haces compras compulsivas
Muchas mujeres aman salir de compras y adquirir prendas fabulosas. Pero si es tu única forma de distraerte tal vez llenarás el armario de cosas innecesarias. Antes de salir de casa, dale una mirada a tu ropero actual para que no repitas e intenta buscar otras formas de pasar tu tiempo libre.

4. Tienes prendas que nunca usaste Si al revisar tu ropero descubres más de una prenda que jamás te has probado, es un mal síntoma de que la compraste sin la mínima conciencia de que la querías en realidad. ¿Te dejaste llevar por algún mal consejo? ¿O la incluiste en las compras de la alacena sin verla? ¡Cuidado! Es importante que definas el tipo de piezas que necesitas para combinar tus atuendos y no las relegues en el olvido.

5. Las revistas de moda son tu única inspiración Está bien que los medios de comunicación te informen sobre las últimas tendencias, la tecnología también puede ser una gran amiga a la hora de conocer las más recientes colecciones. Pero si sales corriendo a comprar lo que ves solo porque quieres "estar al día" puedes correr el riesgo de equivocarte. Observa bien si los colores, las texturas y los cortes van bien con tu look, personalidad y figura. luego decide si en realidad lo necesitas o sólo es un antojo más.