El Universal
La entrada de las tropas generó expectación y el cierre de algunos comercios, cuando los militares detuvieron su paso y se apostaron en varias esquinas con los rostros cubiertos y las armas listas.
Navolato, Sin.- Cerca de 250 elementos del Ejército mexicano iniciaron este día un despliegue táctico en esta ciudad, como parte del reforzamiento de la seguridad y la lucha contra el crimen organizado.

Entre miradas de sorpresa y expectación, y con el cierre de algunos comercios sobre la avenida Ignacio Roel, efectivos del 19 Regimiento de Caballería Mecanizado, provenientes de Tenancingo, estado de México, iniciaron un despliegue táctico en los momentos en que niños y adolescentes salían de clases y las calles de este lugar se poblaban de gente, que miraban la entrada del convoy militar integrada por 45 blindados ligeros Humvees artillados con lanzagranadas de 40 milímetros y ametralladoras calibre .065.

Minutos antes, durante el recorrido sobre la carretera que une a Culiacán con Navolato, el convoy viajaba con un espacio de aproximadamente 50 metros entre cada vehículo, para evitar sorpresas de una posible emboscada.

Bajo el mando del coronel Homero Mendoza Ruiz, el convoy partió de las instalaciones de la Novena Zona Militar en Culiacán por las principales avenidas de esa ciudad, mientras una decena de civiles ubicados en diversos puntos tomaba fotos y videogrababa el paso del contingente sobre el Boulevard Gabriel León Solano.

La salida del convoy fue protegida en varias esquinas por células de las fuerzs especiales que cerraban el paso para que los militares avanzaran hacia una de las carreteras que conduce a Navolato.

La entrada de las tropas a esta ciudad generó de inmediato expectación y el cierre de algunos comercios, cuando los militares detuvieron su paso, descendieron de las unidades y se apostaron en varias esquinas con los rostros cubiertos y las armas listas.

El correr de algunos soldados de esquina a esquina para tomar sus posiciones hizo que varios comerciantes bajaran sus cortinas y que los taxistas aceleraran el paso por el lugar que ya era tomado por las tropas del 19 regimiento de caballería.

Los militares permanecerán haciendo pratullajes en Navolato por tiempo indefinido, pero sobre todo para garantizar la tranquilidad del lugar mientras se desarrolla la reunión del Consejo Nacional de Seguridad, que encabeza el secretario de Gobernación.