Notimex
México.- La Arquidiocesis de Mexico destacó los logros políticos del presidente Felipe Calderón a un año de iniciado su gobierno, aunque precisó que aún están pendientes el desarrollo económico y una verdadera justicia social para los mexicanos.
En el editorial del semanario católico Desde la Fe, la Iglesia Católica recordó el inicio de la gestión del Ejecutivo federal "en un congreso en desorden, empezó paulatinamente el orden en todo el país".

El mandatario, señaló, tuvo como primer resultado positivo el diálogo y la apertura hacia todos los sectores, así como los acuerdos políticos y la recuperación paulatina de la confianza ciudadana en las instituciones.

"Ha sabido dialogar y ceder en lo fundamental, sin protagonismos estériles, abriendo espacios hacia todas las fuerzas políticas, respetando el federalismo, sin quedar atrapado en una visión partidista del poder, sino en la búsqueda del bien común y la reconciliación nacional", sostuvo.

La Arquidiócesis destacó también los buenos resultados del mandatario en el combate al narcotráfico con el apoyo de las fuerzas armadas y las leyes vigentes, aunque precisó que los esfuerzos aún son insuficientes.

Según la jerarquía católicas, otro mérito de la presente administración federal es la rápida y eficaz respuesta de su gobierno ante los desastres naturales que afectaron a entidades como Veracruz, Campeche, Chiapas, Puebla, Hidalgo y Tabasco.

No obstante, la Arquidiócesis de México señaló que a pesar de los logros políticos de Calderón Hinojosa están pendientes temas como el desempleo, mejores salarios para los trabajadores, elevar la calidad y capacidad de la educación y superar la pobreza extrema.

También se debe atender la aplicación de la justicia sin distingos, el cuidado de la naturaleza y una mejor urbanización nacional, así como el desarrollo de mayor infraestructura, entre otros, expuso.

La representación eclesiástica expresó su deseo de que en los años restantes de la actual administración federal, el Ejecutivo federal logre hacer del país un mejor lugar para todos, en medio de una sociedad reconciliada y sin rencores.