Redacción
Ahora la pregunta será si la firma nipona decidirá implementar un verdadero proceso de renovación en su legendario modelo GT-R Skyline, el cual fue confirmado para ser mostrado oficialmente el próximo 24 de octubre durante el Tokio Motor Show 2007.
El primer GT-R, lanzado en 1964, incorporaba una estructura totalmente pesada, con una carrocería elaborada en partes de acero y un diseño rústico, digno de la década de los 60's. Ahora, pese a que las imágenes disponibles hasta el momento no han sido oficializadas por la marca japonesa,

la última generación del Nissan GT-R se estima saldrá con una clara evolución estructural, con líneas mayormente aerodinámicas y elementos futuristas como su frontal compuesto por unos faros trapezoidales y unas entradas de aire cuadradas consolidadas a su parrilla en color negro.

Las fotografías circuladas por la red pertenecen al prototipo Nissan GT-R Proto Concept, mostrado en la edición del 2005 del autoshow de Tokio, no obstante, informaciones filtradas por representantes del corporativo oriental, el nuevo GT-R que aparecerá en el salón del automóvil de Tokio de este año, no cambiará mucho en diseño y de acuerdo a tales declaraciones, el modelo de fabricación en serie será muy parecido.

Desafortunadamente, la compañía anunció otros cambios en la mercadotecnia de esta unidad, ya que el nombre de "Skyline", añadido a los anteriores modelos de la gama GT-R, ahora será excluida y simplemente se comercializará bajo el nombre de Nissan GT-R Sport Car. Además saldrá con volante cargado hacia la izquierda, lo que para los europeos, acostumbrados a conducir en la parte derecha, será una transición difícil de "digerir", por lo que tendrán que acostumbrarse a manejar de manera invertida.

Asimismo las informaciones proporcionadas por los ejecutivos de Nissan esclarecieron que la fuente de desarrollo no se adjudicaría a un sedán, sino que el nuevo deportivo "tendría su propia personalidad".

Por su parte, comentarios hechos sobre su propulsor principal indican que todo supone será equipado con una fuente de poder semejante a algunos modelos de su división Infitini, por lo que probablemente nos atreveríamos a señalar que su potencia rozaría los 400 caballos o sobrepasarlo.

Con este nuevo lanzamiento, Nissan pretende aumentar la variedad de sus deportivos y además propagar la gama GT-R, aunque para ser realistas, la compañía nipona al parecer ha extraviado su identidad original debido a la forma tan misteriosa y selectiva de anunciar la llegada de su nuevo súper deportivo.

Por lo pronto no se conocen otros indicios más que los ya comentados en este artículo, mientras que Nissan, no obstante se espera que el modelo real se acerque en mucho a lo que muestran las fotografías.