El Universal
Las cifras de empleo en el sector formal de la economía, ajustadas recientemente por la Secretaría del Trabajo, reflejan un menor ritmo de crecimiento que es consistente con la desaceleración económica que vive el país desde mediados de 2007, dijo Raúl Feliz, investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas.
"Las cifras (actuales) tienen sentido, a diferencia de las del año pasado, porque la economía mexicana se desaceleró desde mediados del año pasado y, sin embargo, se reportaba un constante crecimiento en las cifras de empleo", añadió.

El ritmo de crecimiento del empleo en el sector formal de la economía se ha moderado tanto en el caso de las plazas de tipo permanente como las de carácter temporal, en particular en los sectores asociados con el sector externo, como las manufacturas, y con la construcción.

De acuerdo con la nueva metodología elaborada por la ST, la generación de empleos formales en el sector manufacturero de México registra un menor dinamismo y en abril pasado reportó una caída de 1.3% a tasa anual.

Este fenómeno también ha afectado al sector de la construcción.

Así, se observa una importante desaceleración en el ritmo de crecimiento del empleo en la construcción en los últimos dos años, al pasar de tasas anuales de crecimiento de 10.5% en 2006 a una tasa de 8.8% en 2007 y de 2.1% en abril de 2008.
En contraste, el dinamismo mundial del sector minero ha impulsado el empleo en ese sector en el país.

De esta manera, el empleo formal en el sector extractivo del país reporta incrementos en su ritmo, de tal forma que en abril pasado creció 15.5% a tasa anual, en tanto en el mismo mes de 2006 este indicador aumentó 3.9% anual.
En los primeros cuatro meses del presente año se crearon 217 mil 014 nuevas plazas permanentes, cifra 50% menor a las 341 mil 671 creadas en el mismo lapso de 2007; en tanto este año se generaron 7% menos empleos eventuales que el año pasado.