Rodolfo Cortés
Saltillo, Coah.- Miles de saltillenses pasan cada día frente a él, sin conocer la historia del emblemático edificio de la Escuela Primaria Miguel López.
La construcción, ubicada en la esquina de las calles Hidalgo y Corona, en varias ocasiones han pretendido convertirla en museo, pero la defensa de los padres de familia y los maestros ha impedido que esto se consume.

Sin embargo, un hecho desconocido por muchos es que el edificio de la primaria, cuya directora es Gloria Elena Medina Urbina, y la subdirectora, Gretel Kuess de la Peña, funcionó como sede de los poderes Ejecutivo y Legislativo en los turbulentos años de la posrevolución.

El origen

Según datos recabados por la profesora Patricia Rivera Sánchez, docente del plantel, de paso para el puerto de Tampico, llegó a Saltillo don Venustiano Carranza. En esa época era director de la Escuela Normal del Estado don José Rodríguez González, quien ofreció una fiesta a Carranza y aprovechó la ocasión para invitar al Jefe Constitucionalista para que colocara la primera piedra del edificio de una escuela.

Se arrancó la construcción en la antigua Plazuela de Rodríguez el 10 de diciembre de 1915. En ese tiempo el gobernador del estado era Gustavo Espinosa Mireles y el presidente municipal, Daniel Garza.

Pluma histórica

El acto del inicio de la construcción fue apadrinado por el Varón de Cuatrociénegas, quien firmó el acta respectiva con la misma pluma con que rubricó el Plan de Guadalupe el 26 de marzo de 1917.

El nombre

Previo a la ceremonia de la colocación de la primera piedra, don Venustiano Carranza sugirió que la escuela fuera nombrada Miguel López, pues con dicho profesor el Jefe Constitucionalista terminó su primaria elemental e hizo la primaria superior.

Además, según palabras del Primer Jefe Constitucionalista, el educador potosino arraigó en él una idea revolucionaria a toda prueba.

La fusión


En aquella época la educación primaria estaba dividida en dos ramas: escuela elemental y escuela superior. La primera abarcaba los tres primeros grados, y la segunda, los restantes.

Mientras se realizaba la construcción, la Escuela Elemental para Niñas Miguel López operaba en una casa particular de la calle Rayón, donde se pagaba una renta de 50 pesos mensuales.

Al concluir el edificio, por iniciativa del inspector de Educación, se acordó que se fusionaran las siguientes escuelas para trabajar en el lugar:

Escuela Elemental para Niños Gabino Barreda, Escuela Superior para Niños Luis A, Beauregard, Escuela Elemental para Niños Miguel López y la Escuela Superior para Niñas Bertha Muller.

La decisión se tomó pues estos planteles eran los que estaban próximos al edificio y algunos ocupaban casas cuyos propietarios ya no deseaban rentarlas, y si lo hacían, cobraban rentas muy caras.

Así, el 19 de septiembre de 1920 todas estas escuelas empiezan a trabajar en el edificio, bajo el nombre de Miguel López.

`El Caso Coahuila'

Asesinado el presidente Venustiano Carranza, los obregonistas dominaban el panorama nacional.

En 1921 comenzó a gobernar Coahuila el general Arnulfo González Medina, con una especial visión de mando que suponía era respaldado por su jefe, el presidente Alvaro Obregón.

Muy afecto el Gobernador a la "buena vida", pronto se ganó el repudio de los coahuilenses y enfrentó la escisión de la Legislatura local, que se fraccionó en dos grupos de siete diputados: oficialistas e independientes.

Estos últimos estaban en contra de González Medina y apoyaban a Candor Guajardo, a quien consideraban era el verdadero gobernador.

Esto ocasionó un conflicto que se denominó "El Caso Coahuila", de trascendencia nacional, pues involucró a los coahuilenses incrustados en las diferentes esferas de la influencia estatal y nacional como en la Cámara de Diputados y en el Senado. Los juicios divididos forzaron la intervención presidencial.

Los diputados independientes escogieron como nueva sede de los poderes Ejecutivo y Legislativo el edificio de la Escuela Primaria Miguel López, pues aseguraban que desde ahí se dominaba la vista de los cuatro puntos cardinales de la ciudad.

Sin embargo, fue poco el tiempo que el edificio funcionó como sede de gobierno independiente, pues los diputados oposicionistas fueron detenidos y trasladados a la Penitenciaría del Estado, donde instalaron su congreso y el gobierno interino de Coahuila.

Codiciado

La inauguración del edificio remodelado, con su actual estructura, fue en 1951 y estuvo a cargo del presidente Miguel Alemán Valdés.

Con el paso de los años y por su riqueza arquitectónica e histórica, el edificio, ha estado en la mira de las autoridades para convertirlo en museo.

La embestida oficial más fuerte se dio en 1991, en la administración municipal de Rosendo Villarreal Dávila, quien a toda costa pretendía reubicar la escuela para adaptar el edificio como sala de exposiciones.

Sin embargo, el entonces alcalde se encontró con la férrea oposición de los maestros y de los padres de familia, quienes con diversas manifestaciones y protestas evitaron que les arrebataran el edificio.

Mudanza

Durante un breve lapso, de agosto a octubre de 2005, la escuela trabajó en el Instituto Estatal de Capacitación (la antigua Escuela Constituyentes), debido a obras de reparación como cambio de drenaje, piso del patio central, instalación de cornisas e impermeabilización.