De acuerdo con la Sedena, dichas armas son capaces de atravesar blindajes y derribar helicópteros a una distancia de 2 mil 400 metros
El Ejército mexicano detuvo en Sinaloa a dos jóvenes a los que les decomisó 17 fusiles, entre ellos dos Barret 50, capaces de atravesar blindajes y derribar helicópteros a una distancia de 2 mil 400 metros, informó la Secretaría de la Defensa (Sedena).

La fuente señaló que detuvo a Juan Angel Santos (23 años) y Luis Fernando Romo (19) en las inmediaciones del poblado El Salitre (Sinaloa), sin dar detalles de la captura.

El arsenal está compuesto por dos fusiles Barret 50, dos fusiles STG 223, trece fusiles AK-47, una escopeta táctica, cuatro granadas de fragmentación defensivas, una pistola 9 milímetros, 89 cargadores para armas de diferentes calibres y 3.553 cartuchos de diferentes calibres

El Ejército también les incautó a los dos jóvenes, que presuntamente pertenecen al cártel de los hermanos Beltrán Leyva, cinco camionetas y ocho chalecos antibalas.
En otro operativo realizado en Sinaloa, el Ejército halló en el municipio de Navolato un predio de 2 mil 400 metros cuadrados donde estaba instalado un laboratorio clandestino de producción de "Cristal" (droga sintética).

En ese lugar encontró 35 kilos de drogas de diseño y 7 kilos de "sustancia molida de 'cristal'".

En esta acción no se reportan detenidos.Sinaloa, considerada cuna de los mayores capos del narcotráfico en México, es sede del cártel que encabeza Joaquín El Chapo Guzmán, uno de los criminales más buscados por las policías de México y Estados Unidos, las que ofrecen millonarias recompensas por su captura.

Pero también están presentes en ese territorio los hermanos Beltrán Leyva, acérrimos enemigos de El Chapo Guzmán.