Madrid, España.- El excéntrico torero "El Pana", un veterano de 56 años, no convenció al público madrileño en la noche del viernes en su primera corrida en España.
En un mano a mano con el brillante matador español Morante de la Puebla en la plaza de Vistalegre, el diestro mexicano quedó por debajo en la comparación y estuvo muy mal con la espada, constató la AFP.

La prensa madrileña se cebó este sábado con Rodolfo Rodríguez "El Pana", apodo debido a su antigua profesión de panadero, conocido por su alcoholismo, su propensión a fumar puros en la arena y su debilidad por las prostitutas.

"El Pana", a pesar de algunos pases "pintorescos" a la mexicana y "unos guiños teatrales a la galería", "no conectó" con el público, consideró el rotativo ABC.

Más duro se mostró el diario El Mundo, para el que este torero "de formas arcaicas y envejecidas sólo esta para tentaderos entre amigos, y eso aplicándole un juicio piadoso".

La vuelta de Morante de la Puebla, tras algunos meses de ausencia, fue en cambio muy del agrado del público, a pesar de la debilidad de los toros de la ganadería de Núñez de Cubillo.

El matador sevillano de 28 años, muy apreciado por los puristas, mostró su elegancia y su arte tanto con el capote como con la muleta, aunque sólo logró cortar una oreja tras un séptimo toro suplementario que le fue acordado.