Gabriel León/La Jornada
Luego que el PRI se impuso en la Cámara de Diputados al disminuir recursos a dependencias federales y mantener tres secretarías de Estado, contra la propuesta de Los Pinos de desaparecerlas, Cordero Arroyo manifestó que la Sedeso analizará con "mucho detalle" el presupuesto.
México, D.F..- El titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedeso), Ernesto Cordero Arroyo, sostuvo que el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2010 aprobado por la Cámara de Diputados no representa una derrota para el gobierno del presidente Felipe Calderón.

Manifestó que al no haberse tomado en cuenta la propuesta del Ejecutivo federal, quedarán fuera de la ampliación del programa Oportunidades unas 250 mil familias de un millón 300 mil previstas.

Acerca de si el Presidente debe vetar el PEF 2010, consideró que "hay que tomarlo (el llamado) con calma y analizar el documento completo para poder emitir un comentario".

Luego que el PRI se impuso en la Cámara de Diputados al disminuir recursos a dependencias federales y mantener tres secretarías de Estado, contra la propuesta de Los Pinos de desaparecerlas, Cordero Arroyo manifestó que la Sedeso analizará con "mucho detalle" el presupuesto.

Señaló que la Cámara de Diputados hizo el mejor esfuerzo, pero haber recortado la ampliación presupuestal propuesta por el Presidente sí va a tener impacto en las familias más pobres: "Estamos haciendo cuentas para ver de qué manera podemos acomodar (los recursos) de la manera más eficiente y afectar al menor número de personas con ese ajuste (de 4 mil millones de pesos) que se hizo a la propuesta que envió el Presidente".

Durante la entrega de reconocimientos a 173 artesanos ganadores del Gran Premio de Arte Popular 2009, al que asistió en representación del jefe del Ejecutivo federal, Cordero Arroyo detalló que la propuesta de Calderón fue incorporar a un millón 300 mil familias más a los programas Alimentario y Oportunidades con el propósito de apoyar a 6.5 millones de familias.

Sin embargo, con el ajuste a la baja que hizo la Cámara de Diputados al PEF 2010, hay que considerar que por cada mil millones de pesos menos, no se podrá atender a entre 50 mil y 60 mil familias, por lo que sólo podrán incorporar a un millón.

"Estamos tratando de ajustar la ampliación que se había propuesto. Hay que recordar que se propuso ampliar no sólo la cobertura de familias sino el monto del subsidio del programa alimentario para cada familia. Ahora estamos viendo qué es lo que más conviene y cómo se afecta a menos familias."

En la ceremonia de entrega de premios anunció que en 2010 el gobierno federal destinará 10 por ciento más de recursos para brindar apoyo e impulsar al sector artesanal en México, por conducto del Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías.

El aumento, explicó, se aplicará en los programas de sustitución de plomo y servicios de óptica.