Lourdes de Koster/Vanguardia
Saltillo, Coah.- El presidente de la Comisión de Derechos Humanos, Luis Fernando García Rodríguez, difirió de las declaraciones del sacerdote Pedro Pantoja Arreola, quien aseguró que es falsa la igualdad y trato digno hacia las mujeres en Coahuila.
El Ombudsman sostuvo que aunque es cierto que en la entidad todavía se vive en una sociedad machista en la que no se le da la mujer el lugar que corresponde, ni se le brindan las condiciones para su desarrollo profesional, "no recuerdo en qué momento Pantoja dijo que las operarias tenían trato de esclavas".

Claro ejemplo las dependencias del Gobierno

Sin embargo, García Rodríguez señaló que un claro ejemplo de la inequidad que prevalece en el estado, se puede ver en las dependencias del Gobierno.

"Podemos hacer una investigación y vamos a encontrar que en la mayor parte de las dependencias, del Congreso u otras oficinas, no hay realmente una paridad de género".

En las decisiones gubernamentales no hay una participación de la mujer. A pesar de que hay damas con altos niveles de estudio, no hay espacios para ellas, sino que en su mayoría son desempeñados por caballeros.

Sufren una desigualdad, incluso hay quienes tienen que poner una queja ante Derechos Humanos para que las autoridades les pongan atención cuando llegan -por ejemplo- a las agencias del Ministerio Público tras ser víctimas de golpes por parte de su pareja.

Al preguntar si compartía la posición del sacerdote Pedro Pantoja, Luis Fernando García dijo que definitivamente la mujer que trabaja en las maquiladoras tiene derechos y garantías que deben ser respetados.

"Si tenemos que hacer una reflexión sobre el trato que les dan a las trabajadoras en las maquiladoras, pero para afirmar que las tratan como esclavas necesitaríamos tener datos muy precisos, no tenemos documentado nada sobre el trato o mal trato que les dan, por eso no puedo externar una opinión en ese sentido".

Antes de concluir con la entrevista, mencionó que existen dependencias encargadas de prevenir la discriminación.

"No se puede hablar de resultados a corto plazo porque para erradicar el machismo y la discriminación, es necesario educar y hacer comprender a la población sobre la importancia de lograr la igualdad entre el hombre y la mujer".