Londres, Inglaterra.- Una organización no gubernamental escocesa lleva a cabo actualmente un experimento consistente en enseñar a los niños ciegos a orientarse con el eco de los sonidos que producen, igual que hacen murciélagos o delfines.
La ONG, llamada "Visibility" y dedicada a las personas ciegas, enseña a los pequeños a construir mentalmente imágenes detalladas de su entorno mediante el método de dar un chasquido con la lengua e interpretar el eco resultante.

Según el dominical "The Sunday Times", hay cada vez más pruebas de que los ciegos son capaces de adiestrar el sentido del oído, que es más agudo que en las demás personas, para interpretar el sonido reflejado.

Pueden así crear imágenes mentales de los objetos que los rodean, incluida la distancia, el tamaño y la densidad.

En Estados Unidos, donde se aplicó por primera vez ese método, conocido como "eco-localización", algunos ciegos han aprendido a distinguir si tienen delante a personas, árboles, edificios o algún coche aparcado por el timbre del eco que producen.

A los niños escoceses se les enseña a hacer el chasquido con la lengua y a utilizar esa técnica incluso en áreas urbanas muy ruidosas como puede ser una calle o el metro.

El oftalmólogo Gordon Dutton, del Hospital Real para Niños Enfermos de Glasgow (Escocia), es un gran partidario de ese método de enseñanza y quiere que se extienda por todo el país.

"Es asombroso. Está perfectamente demostrado que funciona", afirma Dutton, según el cual "pese al escepticismo de algunos, los beneficios son innegables".

El proyecto escocés obedece a la visita, el año pasado, de Dan Kish, un ciego de 41 años de California (EU) que fue el pionero de esa técnica.

Kish, que dirige la organización benéfica "World Access for the Blind" (Acceso al Mundo para los Ciegos), recibió el encargo de presentar ese método a un grupo de familiares de ciegos británicos.

El norteamericano tiene tal dominio de su técnica que puede montar en bicicleta en la vía pública lo mismo que distinguir entre distintos tipos de árboles frutales sólo con el chasquido de su lengua.