Foto. Vanguardia-Archivo
Notimex
"El cuerpo como paisaje", del escultor Jorge Marín, recorre museos y galerías en distintas ciudades de Europa
Ciudad de México.- En su periplo de más de un año por Europa, la exposición del escultor mexicano Jorge Marín, "El cuerpo como paisaje" llegó a Rumania, al Museo de Arte de Timisoara, donde fue inaugurada este reciente fin de semana.

En la apertura de la muestra, el 3 de agosto, estuvieron presentes la embajadora de México en Rumanía, María Cristina de la Garza Sandoval; el agregado cultural, Rodolfo Herrera; el alcalde de Timisoara, Nicolae Robu, y el director del museo, Marcel Tolcea, así como representantes del ámbito cultural, político y empresarial.

De acuerdo con un comunicado de los promotores del artista, Marín dijo que "el nombre de la exposición me parece muy adecuado; además de poético, sonoro, con mucha presencia, mucho peso, porque el tema fundamental de la exhibición es el cuerpo, la figura humana".

A su vez, Tolcea afirmó que "la obra de Jorge refleja espiritualidad, mucha fuerza y serenidad... es una obra creada para el Museo, cuyo recinto es un reflejo de la historia de la ciudad, pero a su vez un punto de encuentro del arte contemporáneo y vanguardista".

La exposición lleva a la explicación de que el cuerpo se concibe más cómo un espacio que un objeto mismo, es el escenario de la batalla humana así como su síntesis y memoria; por lo tanto, la figura humana re-cuenta el devenir de la humanidad misma y es paisaje.

De acuerdo con la fuente, "la obra de Jorge Marín se ha constituido como un emblema de México a nivel internacional, haciendo una nueva propuesta escultórica a la figura humana y poniendo en la mesa el concepto de humanidad".

Antes de Timosoara, añadió, la exposición "El cuerpo como paisaje" ha sido vista en museos y galerías en París, Madrid, Lisboa, Estambul, Berlín, Bruselas, Ankara y Budapest.