Édgar Gónzalez
Como equivocada calificó el gobernador Humberto Moreira Valdés la medida de presión que utilizaron los policías municipales de Piedras Negras, quienes se fueron a paro en rebelión contra el recién nombrado director, coronel Arturo Navarro López.
Vanguardia dio a conocer que 60 policías municipales de Piedras Negras dejaron de laborar para protestar contra el nuevo director -quien tomó el cargo hace apenas 10 días-, por considerar que los maltrata verbalmente y es prepotente.

Durante el tiempo que los policías de Piedras Negras estuvieron en paro, el Ejército Mexicano se hizo cargo de la vigilancia en la ciudad.

"Me parece equivocada esa estrategia de presión o medida de presión que están tomando, realmente no estoy de acuerdo con esto", dijo.

Pidió a los policías municipales de Piedras Negras que lleguen a un acuerdo porque "hay medidas disciplinarias que están dentro de la policía que deben saber que en la policía debe haber medidas severas de disciplina".

También explicó que los policías son quienes deben poner el ejemplo sobre disciplina y si ellos no acatan las órdenes, entonces los ciudadanos no van a querer respetar las leyes.

Piedras Negras, Monclova, Ramos Arizpe y Saltillo cambiaron a su director de policía para sustituirlo por personas que estuvieron o están dentro de la milicia.

En Monclova se lleva a cabo una limpia de policías tras la llegada del nuevo director. El gobernador Humberto Moreira dijo que estas son decisiones que se llevan a cabo en el orden municipal y él sólo puede responder por lo que sucede en el ámbito estatal.

"Son momentos difíciles que se viven en el país en los que si alguien está demostrando que realmente tiene disposición para entrarle, es Coahuila y sus municipios", dijo.