Sally Aguayo/El Guardián
Saltillo, Coah.- Destrozada quedó una camioneta, propiedad de Aguas de Saltillo, tras ser impactada ayer en las calles de la colonia Guayulera.
El aparatoso accidente se registró cerca de las 10:15 horas en el cruce de Bustamante y Francisco Naranjo.

Según policías municipales que llegaron al lugar del accidente, éste se registró cuando el presunto responsable, de quien se desconocen sus generales, conducía una camioneta Astek 2002 por la calle Bustamante y al llegar a la intersección con Francisco Naranjo no respetó el alto.

Entonces dicha unidad impactó una Dodge chasís 2008, propiedad de Aguas de Saltillo y conducida por Daniel Pérez Linaje, quien no pudo evitar que volcara.

El caso aparentemente quedó en manos del Ministerio Público, donde deslindarían responsabilidades.