Alonso Gómez
TORREON.- La reforma hacendaria aprobada por el Congreso de la Unión no es más que un "parche fiscal", consideró Fernando Royo Díaz Rivera, presidente de la Coparmex-Laguna.
Sin embargo y por desgracia, esto ya es cosa juzgada, pero lo mejor es que en los estados ya se avaló la reforma electoral, tal como era de esperarse, agregó.

Asimismo, recordó que a nivel nacional la Confederación Patronal manifestó su rechazo a los cambios electorales que, dijo, atentan contra la libertad de expresión, pues si bien reduce costos y tiempos de campaña, "se juega con las cabezas del Instituto Federal Electoral".

Dijo que es un acierto que se regulen los fondos de campañas y comentó que aún existen 280 mil spots pendientes de aclarar, por lo que reducir tiempos y montos es bueno, pero que no tomen al IFE como rehén para sacar un parche fiscal. "Esto se me hace gravísimo", explicó el dirigente.

La dinámica administrativa en el renglón comercial, por otra parte, con la aprobación del Impuesto Empresarial a Tasa Unica se complica porque no amplía la canasta de contribuyentes, apuntó Royo Díaz Rivera.

Añadió que se van a captar 120 mil millones de pesos más, aunque seguirán siendo los mismos 8 millones que pagan impuestos, no obstante que existan 22 millones de trabajadores que registra la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.