Rolando Franco
Saltillo, Coah.- El Congreso del Estado podría fincar responsabilidades en contra de los ex alcaldes de Frontera, Mario Dávila, y de Torreón, Guillermo Anaya, por presuntas irregularidades en sus cuentas públicas y también estaría Ernesto Saro Boardman por tráfico de influencias.
Así trascendió ayer luego de que el gobernador Humberto Moreira Valdés revelara que los diputados locales del PAN intentaron negociar en "lo oscurito" la dispensa de los ex alcaldes de su partido, a cambio de no hacer manifestaciones durante la entrega del Segundo Informe de Gobierno.