El Universal
Ciudad de México.- A 40 días de la contienda interna por la dirigencia nacional del PRD, Alejandro Encinas Rodríguez, candidato del megafrente Izquierda Unida, advirtió que podrían empezar a generarse causales de impugnación de no resolverse cuanto antes los problemas que se han presentado para el desarrollo de las campañas.
Al igual que Camilo Valenzuela, Encinas expresó su preocupación por la falta de propaganda, "creo que no se les ha entregado el suficiente volumen de recursos ni a la Comisión de Afiliación ni al Comité Técnico Electroral", dijo en conferencia esta mañana.

"Caer en la omisión o la simulación no nos ayuda en nada. Si hay problemas que se han presentado, hay que atenderlos, porque posponer su atención no solamente puede hacer que se vayan acumulando, sino que se vayan estableciendo causales de impugnación real", sentenció esta mañana.

Advirtió además que existen problemas con el padrón interno del PRD que deben subsanarse antes del 16 de marzo "para que todos vayamos con certeza y tranquilidad a una elección en la que, estoy convencido, todos aceptaremos sus resultados, declaró en la sede nacional del PRD.

Aclaró que no está impugnando el proceso, sino simplemente señalando problemas que se han presentado para que se atiendan y se resuelvan, pero quien quiera caer en la simulación, "lo único que estará haciendo es dañar el proceso", enfatizó.

Ahí mismo advirtió que de llegar a la dirigencia de su partido, no modificará la decisión del X Congreso Nacional del PRD, de no reconocer la legitimidad de Felipe Calderón como Presidente de la República. Ello, en respuesta a la encuesta publicada en EL UNIVERSAL.

Entre las irregularidades que ha detectado, Alejandro Encinas dijo que en el Estado de México el gobernador priista Enrique Peña Nieto "anda muy activo" en apoyo de uno de los candidatos del PRD, pero no dijo cual. También dijo que en algunos municipios mexiquenses, funcionarios públicos han sido amenazados laboralmente influir en el voto.

"Hemos recibido denuncias graves, incluso de algunos presidentes municipales, como el de Santo Tomás de los Plátanos y el de Netzahaulcóyotl, que amenazan con despedir a los funcionarios que voten por mi", sentenció.

Por otra parte, rechazó que exista una confrontación entre López Obrador y Cuauhtémoc Cárdenas en el marco de esta campaña; "no creo que haya una rivalidad, pero se quiere alentar de nueva cuenta". En este sentido, dijo que no es alentando este tipo de confrontaciones como se van a ganar los votos.

Expresó su respeto a Cuauhtémoc y Lázaro Cárdenas y dijo la elección interna del PRD "no es un problema de percepciones, sino un asunto de percepción partidaria, porque los que van a votar son los miembros del partido, y hay quien ha optado porque tenga una percepción del sector privado, de los gobiernos, del gobierno de facto."

Advirtió igualmente que su campaña no es de amenazas, "yo no estoy dando cuotas, no estoy repartiendo las candidaturas, no estoy haciendo compromisos hasta el 2024, que ya se repartieron todas las candidaturas y la misma para cuatro o cinco personas", denunció pero no precisó que candidato ha hecho eso.