El finlandés Kimi Raikkonen logró ayer el triunfo en el Gran Premio de Fórmula 1 de Bélgica por delante de su compañero en el equipo Ferrari, el brasileño Felipe Massa
SPA-FRANCORCHAMPS.- El finlandés Kimi Raikkonen logró ayer el triunfo en el Gran Premio de Fórmula 1 de Bélgica por delante de su compañero en el equipo Ferrari, el brasileño Felipe Massa.

El español Fernando Alonso fue tercero y recortó un punto respecto del británico Lewis Hamilton, su gran rival y compañero en McLaren, quien ayer fue cuarto y mantiene dos puntos de ventaja al frente de la clasificación a falta sólo de tres carreras.

Hamilton tiene 97 puntos por los 95 de Alonso, y Raikkonen, quien sumó ayer su cuarto triunfo en la temporada, sigue en la pelea con 84 puntos, mientras que Massa suma 77.

Ferrari logra el tercer doblete de la temporada tras los obtenidos en Francia y Turquía. Ayer en una carrera sin complicaciones la scuderia fue muy superior a McLaren, que dominó la pasada semana en Monza, y se proclama ya campeón del mundo de constructores tras la sanción a las flechas de plata por espionaje el pasado jueves.

El circuito de Spa-Francorchamps prometía oportunidades de adelantamiento entre los cuatro primeros pilotos, muy igualados en la clasificación, pero la carrera fue limpia y sólo la primera curva dejó emoción.

Los Ferrari de Raikkonen y Massa defendieron sus dos primeras posiciones con dificultades. Alonso les atacó, pero fue él el que tuvo problemas al frenar en el giro a derechas. Hamilton trató de pasarlo por fuera, pero el español le cerró el paso, lo que obligó al británico a salirse de la pista.

En su regreso al trazado se colocó en paralelo con el español, quien, sin embargo, consiguió colocarse delante de él.

Los mayores problemas eran para Renault. El italiano Giancarlo Fisichella se retiró en la vuelta dos y el finés Heikki Kovalainen se vio superado por el australiano Mark Webber (Red Bull) y el alemán Nick Heidfeld (BMW) .

Raikkonen puso tierra de por medio respecto a su compañero Massa. Alonso, tercero, hacía lo mismo con Hamilton.

Tanto Ferrari como McLaren calcaron sus estrategias. En la vuelta 15 entraron a repostar Raikkonen y Alonso. A la vuelta siguiente, Massa y Hamilton. Todos con parecida carga de combustible y neumáticos.

Había que esperar al segundo y último repostaje. A falta de 14 vueltas entró Raikkonen. Una vuelta después Massa, que no pudo acercarse al finés, lanzado a por su tercer triunfo en Spa tras los de 2004 y 2005.

A falta de 11 vueltas esperaban en boxes a Alonso. El repostaje y cambio de neumáticos fue impecable. A Hamilton sólo le quedaba aprovechar la ausencia en pista del español y retrasar al máximo la parada.

Pero no pudo abrir suficiente hueco pues su ritmo no era todo lo rápido que podía pensarse con el tanque de combustible casi vacío.

Hamilton entró a repostar a falta de siete vueltas y a su regreso se encontró de nuevo con Alonso por delante.

Todos se dedicaron ya a mantener posiciones. Alonso estaba a 13 segundos de la segunda plaza de Massa, por lo que decidió mantener la ventaja respecto a su compañero y rival pensando en la lucha por el campeonato.