Una bomba explotó en la noche de hoy en una sede socialista en la localidad de Durango, en el País Vasco español, sin que se registraran víctimas, informaron medios locales.
La bomba causó daños materiales. Según la policía, que acordonó el área, el artefacto fue dejado por un encapuchado.

En abril el presunto jefe militar de la organización separatista vasca ETA, Jurdan Martitegi, fue arrestado en el sur de Francia. Hace tres semanas, ETA mató en España a un policía.

Los terroristas colocaron una bomba lapa bajo su automóvil. ETA lucha hace más de 40 años por un País Vasco independiente y ha matado a casi 850 personas desde entonces.