Michael Moore volverá a tocar el tema de la guerra en Irak a través del documental más exitoso de la historia en EU con una recaudación final en las salas de 119.1 mdd
LOS ANGELES.- Michael Moore rodará una segunda parte de Fahrenheit 9/11, el documental que llevó a cabo en 2004 sobre la guerra en Irak y la política exterior del presidente estadounidense, George W. Bush, se anunció hoy en el Festival de Cannes.

Paramount Vantage y Overture Films serán las encargadas de financiar y producir el nuevo documental, del que aún no se ha revelado el título, pero del que sí se sabe que se estrenará el próximo año y que Moore ya trabaja en él. La decisión del director de no colaborar en este filme con la compañía de los hermanos Weinstein, con quienes rodó sus dos filmes anteriores, se debe al pinchazo en taquilla de Sicko, que sumó unos ingresos en EU de 24.5 millones de dólares.

Moore guarda una buena relación con el certamen francés ya que Fahrenheit 9/11 ganó la Palma de Oro en la edición de 2004 y sus anteriores Bowling for Columbine y Sicko fueron exhibidos en certámenes anteriores.

"Claramente, tenemos una película de interés global aquí", dijo Nick Meyer, presidente de Vantage. "Michael Moore es un cineasta muy talentoso". Esta segunda parte volverá a tocar el tema de la guerra en Irak y la relacionará con los problemas internos de EU.

"Es un voto de confianza para el papel de Michael", dijo Danny Rosett, directivo de Overture, en alusión al tono y la presencia de Moore en sus trabajos. "Hay un apetito voraz hacia este tipo de comentarios". "Fahrenheit 9/11" se convirtió en el documental más exitoso de la historia en EU con una recaudación final en las salas de 119.1 millones de dólares.

El cineasta se ha caracterizado por llamar la atención sobre los problemas escabrosos para la sociedad y el gobiernos estadounidenses.