Stephanía Cardoso / El Guardián
Saltillo, Coah.- Tras las rejas terminaron nueve miembros de una familia de ladrones, luego de ser sorprendidos cuando robaban 300 kilogramos de fierro de un confinamiento de desechos industriales, ubicado en la carretera Carbonera-Ojo Caliente.
Cerca de las 15:20 horas de ayer, Ricardo González Blanco, de 41 años, acudió al lugar ubicado en el kilómetro 9 de la carretera en mención, y cuando intentó entrar se dio cuenta de que algo no andaba bien.

Sigilosamente revisó el lugar y vio dos camionetas, una Chevrolet, con láminas EP18576 y una Ford, con placas ES01929. También observó a un grupo de hombres que estaban sustrayendo metal.

Fue en ese momento que Ricardo, quien trabaja como coordinador operativo de Transportes José Guadalupe Jiménez, subió a su vehículo y tomó la carretera; al llegar al cruce del bulevar Plan de Guadalupe y la calle Manuel Acuña en Ramos Arizpe, interceptó a una unidad de la Policía Municipal para pedir apoyo.

En el lugar los uniformados sometieron a Manuel Alonso Alemán Solís, de 18 años; Antonio Solís Poblano, de 36; Evelio de la Cruz Juárez, de 17; Federico Solís Poblano, de 21, y Julio Solís Poblano, de 38.

También fueron capturados Juan Ramón Gabino Garza, de 28 años; Fernando Alemán Solís, de 24; Francisco Javier Alemán Solís, de 23, y Antonio Alemán Solís de 21. Todos junto con las camionetas y el botón fueron resguardados por las autoridades.