Vanguardia / EFE
Aguascalientes.- Interesante festejos en el que los mexicanos José María Luévano, Israel Téllez, y el colombiano Ricardo Rivera, se repartieron cinco orejas en la décima y última corrida de la tradicional feria de San Marcos, en Aguascalientes, este domingo.
Se fue de vacío el mexicano Fabián Barba. La entrada rebaso un poco el medio aforo y se lidiaron ocho toros de Medina Ibarra, justos de presencia y manejables en líneas generales. El séptimo fue ovacionado en el arrastre.

Luévano, con el que abrió plaza estuvo decidido y valiente para cortar una oreja. Con el quinto, destellos que no redondeó y se silenció su labor.

Téllez, que actuó pese a la cornada de ayer, en su primero estuvo torero y decidido con trasteo bien elaborado. Cortó dos orejas y en el sexto voluntarioso saludó al tercio.

Barba, con menos suerte que sus alternantes, con el tercero valentón saludó al tercio. Con el bravo séptimo no se puso a tono, lo pinchó y silencio.

Rivera, se sacó la espina de ayer, torero en el cuarto con faena entendida por la que cortó dos orejas, y en el que cerró el serial de corridas de toros, ovacionado. Salió a hombros junto con Téllez.