"De repente pasan 18 años y estás tocando frente a 80 mil personas, es un lujo. Pero tener el balance entre lo que deseas y lo que tienes, te aterriza. Mientras tengas esa regresión a cuando luchabas, te hace ser más franco y agradecido, y menos mamón", consideró Lino Nava. Foto Archivo
Salvador Franco/Excélsior
México, D.F..- Para los que pensaban que el rencuentro de La Lupita durante el pasado Vive Latino era el punto final en la carrera de una de las bandas más emblemáticas del rock en español, estaban muy equivocados, pues la agrupación no sólo prepara un concierto para celebrar sus 18 años (14 de noviembre en el Teatro Metropólitan), sino que también grabarán, el próximo año, un disco con el que pretenden seguir dando de qué hablar.
"La música y el rock & and roll es un terreno muy fértil para soñar y desear cosas. Cuando comenzamos, me veía en los posters que tenía pegados en mi pared con figuras del rock en algún concierto.

"De repente pasan 18 años y estás tocando frente a 80 mil personas, es un lujo. Pero tener el balance entre lo que deseas y lo que tienes, te aterriza. Mientras tengas esa regresión a cuando luchabas, te hace ser más franco y agradecido, y menos mamón", consideró Lino Nava.

Héctor Quijada, quien pasó de los teclados a tomar el micrófono y cantar temas como Contrabando y traición, Hay que pegarle a la mujer y Paquita disco, aseguró que 18 años después de su aparición en la escena musical, La Lupita tiene muchas cosas que celebrar.

"Hemos visto a muchas bandas quedarse en el camino, y La Lupe ha soportado cambio de integrantes, nuevas corrientes musicales, el hip-hop, la música electrónica y, al final, aquí seguimos, creo que eso ya es digno de celebrarse.

"Pero sobre todo, el cariño de la gente, eso es, al final de cuentas, lo que nos mantiene aquí, porque uno siempre siente que debe", argumentó el vocalista.

Nava adelantó que el próximo año planean sacar un disco con temas inéditos, "porque no puedes colgarte de canciones que hiciste hace tres, cinco o 15 años".

"Somos jóvenes, pero con experiencia. Ahora hay otras cosas que nos preocupan, como la familia, pero hay una cosa que no debemos de perder: ese momento donde todo te vale madre y solamente te dedicas a hacer una rola y a tocar."

Quijada explicó que tanto los miembros originales de la banda, como los actuales han sido invitados para formar parte del nuevo disco, lo mismo que al concierto en el Metropólitan, aunque recordó que los proyectos alternos de todos los músicos han dificultado los planes para la producción del material.

"Somos un espacio abierto para que todo mundo participe en la medida de sus posibilidades y de sus ganas. No queremos forzar nada, ni planear demasiado, queremos que las cosas se vayan dando de manera natural.

"Sería un gran momento para un disco inédito", consideró el guitarrista, quien aseguró que no pretenderán copiar ningún estilo o tendencia, "sino hacer una buena canción".

"A los 18 años podemos hacer lo que queramos y comenzamos con los conciertos en el Metropólitan, donde estarán todas las canciones importantes para la gente y para nosotros", finalizó Quijada.