Foto: Excélsior
Excélsior
El pintor donó de manera oficial, el acervo del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO), fundado por él, al INBA. El legado incluye una colección de 124 mil objetos, dos inmuebles, la biblioteca de arte, videos y archivos sonoros
México, DF. Cuando Francisco Toledo arribó al IAGO la mañana de ayer, los gritos no se hicieron esperar en el patio principal del que fuera uno de los bastiones más importantes de su lucha: ¡Viva Toledo!, ¡bravo Toledo!. Esa fue una forma de reconocer el legado del artista plástico que minutos después donaría al INBA mediante un convenio que suscribieron sus hijos y el gobernador local.

 ¡Viva Toledo!, ¡vamos Toledo!, se escuchaba, mientras él avanzaba y alzaba el dedo índice para que cesaran los gritos. ¿Qué seguirá para mí después de la donación? ¡Nada!, voy a sentarme a tomar una cerveza, bromeó ante las preguntas. Pienso que fue una decisión correcta, porque ya fueron 26 años de llevar este espacio, pero quedan mis hijos, que formarán parte de esta asociación y que va a ayudar a vigilar que se cumplan los objetivos. Además creo que también me voy a retirar del Centro de las Artes de San Agustín (CaSa).

¿Siente nostalgia? No, me siento bastante liberado. Ya se entregó esto y ahora a otra cosa; me voy a dedicar a mi trabajo y a estar pendiente de (la asociación civil) Proax, la lucha contra los transgénicos y otras cosas que salgan, como la recuperación de Santa Catarina (fundada en 1272) para que se convierta en patrimonio de la nación.

¿Francisco Toledo confía en las instituciones?, se le preguntó. Sí, aunque a veces están faltos de dinero, pero sí confío en las instituciones. Luego insistió en que aunque ésta es una forma de retirarse del IAGO, él y sus hijos estarán pendientes de las decisiones que se tomen y aseguró que la obligación del estado es apoyar. ¿Y qué recibió Toledo a cambio de esta donación? Un peso y no es deducible de impuestos. Y me lo voy a gastar yo solito.

También dijo que no impuso condición alguna al INBA para formalizar esta donación y aceptó que el gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, estuviera presente sin importar que fuera la autoridad que intervino las cuentas del IAGO y aún no ha condonado la deuda. Esto es una fiesta y no vamos a reclamarle nada; al día siguiente sí.

¿Seguirá haciendo donaciones al IAGO? Sí, seguiré donando y dando 15 o 20 becas. ¿Irá a México para volantear? Sí, el 26 para recolectar firmas contra los transgénicos. ¿Continuará luchando? La lucha sigue.

124 mil documentos

La ceremonia donde el artista plástico donó el IAGO al INBA duró menos de treinta minutos. Ahí María Cristina García, directora del INBA, y Rafael Tovar y de Teresa, titular de Conaculta, aceptaron que éste es un acto mayor de generosidad y se comprometieron a cuidar y multiplicar el acervo recibido.

Más tarde, María Cristina García comentó que desde hace algunos meses se ha trabajado en la catalogación del archivo que integra la colección de Toledo con más de 124 mil 325 documentos, entre estampas, pinturas, esculturas, dibujos, carteles y una centena de objetos, y adelantó que para este año dicha institución destinará seis millones de pesos para su plan de exposiciones.

Explicó que el INBA realizará acciones de conservación de los inmuebles, revisará su programa de exposiciones y buscará la manera de que se coordine con todas las instancias del Conaculta, como el programa Alas y Raíces y el programa de publicaciones.

Cuestionada sobre el futuro de los trabajadores del IAGO, la funcionaria aseguró que ya se ha reunido con ellos, aunque su situación se definirá en el futuro. Hace poco nos reunimos con los trabajadores y hemos estado platicando para que ellos se sientan tranquilos, porque nosotros venimos a sumarnos y a aprender de ellos.

¿Qué condiciones se han encontrado en los dos edificios del IAGO? Hemos hecho un levantamiento y próximamente estarán aquí las personas de Cencropam, pero nos dedicaremos a darle el manteamiento que requiere, pero sólo hay algunos problemas de filtraciones, de impermeabilización. Pero estamos decididos a mejorar la conservación de estos inmuebles, aceptó.

Por su parte, Alonso Aguilar Orihuela, director del IAGO desde hace diez meses, aseguró que la idea de esta donación es que se prolongue la labor social que ha tenido del instituto durante sus 26 años de historia.

Aseguró que hasta el momento el INBA ha sido muy sensible a los intereses y la voluntad de Toledo para que, contrario a lo que se piense, este espacio cultural no se burocratice, sino que se mantenga como un espacio vivo, grato, sencillo y accesible para el público.

Además, reconoció que los 42 trabajadores que lo integran de momento se mantendrán en operación, aunque de acuerdo con las pláticas con el INBA, este personal podría ampliarse en los próximos meses.

Oaxaca abre Casa Refugio

Hoy será presentada la Casa Refugio de Oaxaca para escritores perseguidos, que funcionará a partir de marzo en el Centro de las Artes de San Agustín (CaSa), para convertirse en el tercer refugio en México, explicó en entrevista Philippe Ollé, director de la Casa Refugio Citlaltépetl, que mañana celebrará 15 años de operación. Hoy es una necesidad crear nuevas casas refugio en México y América Latina, porque no está de más decir que aún vemos cómo persiste el ataque brutal en contra de creadores y la libertad de expresión, aseguró.

Acompañado por los representantes de la Red Internacional de Ciudades Refugio (ICORN, por sus siglas en inglés), Ollé explicó que la idea de estos refugios no son simples esfuerzos de solidaridad concreta ni declaraciones de libertad de expresión, sino plataformas para asegurar que escritores y creadores puedan trabajar en mejores condiciones.

El anuncio oficial de la apertura se realizará la tarde de hoy en el IAGO, donde el escritor iraní Mohsen Emadi, que vive en la CasaRefugio Citlaltépetl, leerá el texto: La narración de la historia en el calendario de la traición.

¿Qué es?

El Instituto de las Artes de Gráficas de Oaxaca (IAGO) es una biblioteca y centro cultural que cuenta con dos sedes, donde se resguarda la biblioteca especializada en arte, el cine El Pochote, el Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo, la Fonoteca Eduardo Mata y algunas salas de exposición.

Además, este instituto resguarda una de las colección más ricas de América Latina, con 124 mil 325 piezas entre fotografías, carteles, ilustraciones y grabados de artistas como Goya, Max Klinger, James Ensor, Pablo Picasso, Alberto Durero, Salvador Dalí, Leopoldo Méndez, José Guadalupe Posada y Rufino Tamayo, entre otros.