Universal
Jesús Carranza, Ver.- Aproximadamente 650 trabajadores que buscaban contener la mancha de hidrocarburo que contaminó los tres principales ríos del sur de Veracruz, fracasaron en su intento y el crudo llegó ayer a costas del golfo de México.
Así, la contaminación en los ríos Jaltepec, Chiquito y Coatzacoalcos se extendió casi 200 kilómetros y ahora contamina el mar y las playas del puerto de Coatzacoalcos, de acuerdo con el subsecretario de Protección Civil del gobierno del estado, Ranulfo Márquez Hernández.

La entrada del frente frío número 5, con rachas de viento de más de 70 kilómetros por hora, obligó a suspender las labores de recuperación del producto en la zona de Coatzacoalcos. Ante ello, se mantienen cinco barreras de contención en arroyo Hondura, Ocochapa, Cuacotla, la refinería de Minatitlán y el puente Coatzacoalcos II, según reportó Pemex Refinación y Protección Civil estatal.

Por su parte, las compañías Proces, Industrias de Saneamiento y Desazolve, SA de CV (Insade) y Tsetsa, contratadas por Pemex para limpiar el daño causado, el miércoles pasado, por el derrame de 10 mil barriles de gasóleo -mezcla de crudo Istmo y Maya- en el río Jaltepec, a su vez subcontratan a pescadores y campesinos que no están preparados para el manejo de hidrocarburos.

Ayer se constató que las labores de limpieza en la ribera se realizan de manera manual, sin químicos que aseen los pedregales llenos de aceite. Los pescadores utilizan las manos y machetes para arrancar la hojarasca y la hierba contaminada. Algunos, incluso, laboran sin mascarilla, guantes y lentes para su protección.

"Se enfermaron ayer dos compañeros por la exposición al aceite, tenían mareos y les dolía mucho la cabeza", dijo Gilberto Ramírez Flores, pescador de la zona que también se contrato para la limpieza.

En un comunicado, Pemex Refinación informó este domingo que llevan recuperados aproximadamente 270 mil 600 litros de gasóleo, 229 metros cúbicos de lirio y 846 bolsas de cordón oleofílico impregnado con producto.

Dificultades

Ranulfo Márquez consideró que los vientos que azotan la costa de Coatzacoalcos dificultarán aún más en las próximas horas la recuperación del crudo y con ello la contaminación aumentará de manera grave.

Las acciones de limpieza y saneamiento se realizan en 14 comunidades de los municipios de Jesús Carranza, Hidalgotitlán, Texistepec, Cosoleacaque, Jaltipán, Minatitlán y Coatzacoalcos.

De acuerdo con testimonios, Proces fue contratada por Pemex para remediar los mantos acuíferos, así como para el traslado y confinamiento de los desechos.

Tsetsa e Insade se encargan del transporte del producto confinado en improvisados tanques de almacenamiento cubiertos con membranas de plástico, donde se almacena el líquido para su concentración en autotanques con capacidades para 10 mil, 20 mil y 35 mil litros.

En el área del derrame que afectó una extensión de 10 kilómetros de suelo, hay un cerco de seguridad por parte del Ejército y de personal de Pemex, dijo el coordinador de Protección Civil de Jesús Carranza, Luis García Zetina.

Antecedentes

El derrame de 10 mil barriles de hidrocarburo se registró el miércoles pasado en un oleoducto de 30 pulgadas de diámetro de Pemex, en el tramo Nuevo Teapa-Salina Cruz.

Se trató de un derrame subterráneo que afloró a la superficie del arroyo temporal, el cual lo transportó hasta el río Jaltepec y aunque personal de Pemex colocó barreras, el crudo las sobrepasó y llegó hasta los ríos Chiquito y Coatzacoalcos.

Pemex y empresas contratistas tenían comisionados a 551 trabajadores en las labores de rescate del crudo; empero, ante la exigencia del gobierno del estado de acelerar los trabajos, la cifra se elevó a más de 650.

Las compañías contratadas por Pemex para los trabajos de limpieza emplearon a más de 100 pescadores, quienes en su lanchas recolectan el hidrocarburo, el cual se trasiega en pipas que son llevadas para su almacenamiento al área de la refinería Lázaro Cárdenas de Minatitlán.

El producto es recogido a través de bolsas de cordones oleofílicos, así como lirio acuático impregnado, musgo absorbente, de forma manual o por medio de las unidades de presión y vacío, según detallaron funcionarios de la paraestatal.

Afectados

Según informes de autoridades municipales, 600 pescadores cooperativistas resultaron afectados con el derrame, sin incluir quienes laboran de manera independiente, por lo que el gobierno del estado los contrató también para recolectar el crudo, a través del Programa de Empleo Temporal, con la finalidad de apoyarlos en su economía.

Hasta el momento no existen reportes oficiales de mortandad de peces. Protección Civil no descartó que en los próximos días comiencen a morir decenas de especies, sustento para miles de habitantes de la región.

El gobierno estatal ya entregó a comunidades afectadas más de 3 mil 600 despensas e igual número de cobertores y colchonetas y 2 plantas potabilizadoras en Jaltipán y Minatitlán.