Bruselas.- Tras semanas de discusiones, tretas y conversaciones telefónicas secretas, con más de 20 nombres sobre la mesa, el belga Herman von Rompuy se convirtió ayer jueves en el primer "presidente" de la Unión Europea (UE) y la británica Catherine Ashton fue nombrada alta representante para la Política Exterior.

Para Alemania, Francia y Reino Unido el juego de poder e influencias en Bruselas ha merecido la pena, no así para otros candidatos y jefes de gobierno.

Algunos ganadores:
Bruselas.- Tras semanas de discusiones, tretas y conversaciones telefónicas secretas, con más de 20 nombres sobre la mesa, el belga Herman von Rompuy se convirtió ayer jueves en el primer "presidente" de la Unión Europea (UE) y la británica Catherine Ashton fue nombrada alta representante para la Política Exterior.

Para Alemania, Francia y Reino Unido el juego de poder e influencias en Bruselas ha merecido la pena, no así para otros candidatos y jefes de gobierno.

Algunos ganadores:

GORDON BROWN: el primer ministro británico tuvo desde el principio mucho que decir. No se cansó de repetir que su predecesor en el cargo, Tony Blair, era su primera opción. En el último minuto se sacó a Ashton de la manga y convirtió a una de sus políticas de confianza en la nueva "ministra de Exteriores" de la UE.

ANGELA MERKEL: la canciller Angela Merkel ha conseguido colocar en la UE a uno de sus hombres de confianza para Bruselas. El alemán Uwe Corsepius se convertirá a partir de 2011 en el secretario general del Consejo de Ministros de la UE. Si por añadidura el actual presidente del Bundesbank, Axel Weber, consiguiera situarse a la cabeza del Banco Central Europeo en 2011, la estrategia de reserva llevada a cabo por Merkel, que no lanzó ningún candidato a la carrera por los puestos, habría sido un éxito.

JOSE MANUEL DURAO BARROSO: el presidente de la Comisión Europea tiene motivos para alegrarse ya que fue él quien dio un voto de confianza a Ashton cuando en octubre de 2008 se convirtió en comisaria de Comercio. Ahora, la baronesa británica jugará un papel fundamental como vicepresidenta de la Comisión.

NICOLAS SARKOZY: con su insistencia en Van Rompuy, el presidente galo impidió con éxito que el primer ministro luxemburgués, Jean- Claude Juncker, a quien no tiene un especial aprecio, se hiciera con el cargo de presidente.

FREDRIK REINFELDT: el primer ministro sueco concluye su presidencia de turno de la UE como exitoso estratega después de conseguir alcanzar un consenso en torno a los nombres para los dos nuevos cargos así como al conseguir que tanto Polonia como la República Checa ratificaran el Tratado de Lisboa.

Hubo también caras largas:

Entre otras las de los otros candidatos para los nuevos puestos, como el ex primer ministro italiano Massimo D`Alema o la del ex presidente de Letonia Vaira Vike-Freiberga, además del ex premier belga Guy Verhofstadt, a quien Reino Unido ya impidió en 2004 convertirse en el presidente de la Comisión Europea.

TONY BLAIR:
el ex premier británico se convirtió al final en un juguete en manos de Gordon Brown. No tuvo realmente opciones al puesto del presidente del Consejo y sirvió para allanar el camino de Ashton.

JEAN-CLAUDE JUNCKER
: para el primer ministro de Luxemburgo, que lleva 14 años dirigiendo su país, el salto al sillón presidencial de la UE habría sido un importante paso. "Personalmente no estoy demasiado desilusionado", dijo sin embargo tras la decisión.

JOSE LUIS RODRIGUEZ ZAPATERO:
la elección del nuevo presidente llega de forma muy poco oportuna para el presiente español. España asumirá en enero la próxima presidencia semestral del consejo de la UE, justo en el momento, en que el nuevo presidente tendrá que perfilar su puesto. Zapatero ya no presidirá las dos cumbres europeas que se celebraran durante la presidencia española. Eso le corresponderá a Van Rompuy.