La Coruña.- Andrés Guardado del Deportivo de La Coruña se ha convertido en un inesperado problema para su entrenador, Miguel Angel Lotina, ya que volverá a estar, tras una rotura fibrilar, a disposición del técnico, quien deberá decidir si retoca el equipo que le ha sacado del descenso.
El internacional mexicano, el fichaje más caro realizado por los blanquiazules en las últimas temporadas, espera poder regresar a las convocatorias del preparador deportivista para el encuentro ante el Valencia después de la lesión que sufrió a principios del pasado mes de febrero ante el Betis.

Frente a los sevillanos, el futbolista del Deportivo sólo pudo jugar 10 minutos, momento en el que tuvo que pedir el cambio porque se agravaron las molestias que arrastraba durante los días previos al encuentro.

Pese a la baja de Guardado, los coruñeses consiguieron sumar la victoria ante el Betis (0-1) y salir de las posiciones de descenso de la clasificación, pero la alegría sólo les duró una semana, puesto que el empate que sumaron ante el Getafe siete días después de la cita con los sevillanos volvió a hundirles en la tabla.

El Deportivo se complicó aún más su situación con un nuevo tropiezo, esta vez en el campo del Recreativo de Huelva, un rival directo en la lucha por la permanencia, y Lotina decidió dar mayor profundidad a su equipo con la entrada en el terreno de juego de Angel Lafita y del sueco Christian Wilhelmsson.

Con ambos jugadores por detrás del delantero de turno, primero Francisco Jiménez, Xisco, y después Rodolfo Bodipo, el Deportivo consiguió, por primera vez esta campaña, conseguir dos victorias consecutivas en el estadio de Riazor, frente al Espanyol (2-0) y el Sevilla (2-1) .

La contribución de Lafita y Wilhelmsson fue destacada en los dos encuentros, ya que el primero rubricó buenas actuaciones con dos goles, uno en cada encuentro, y el sueco aportó verticalidad al juego y se estrenó como goleador en la Liga española con un tanto de penalti.

El brillante papel desarrollado por los dos jugadores complica los planes a Lotina, quien, no obstante, ha reconocido que prefiere tener disponibles a todos los jugadores y tomar decisiones difíciles que no poder contar por lesión con un futbolista de la talla de Guardado.

Si el mexicano está al 100% para el encuentro con el Valencia y el técnico deportivista decide darle la titularidad, Lafita o de Wilhelmsson tendrían que regresar al banquillo en el estadio Mestalla.