El Universal
México, D.F.- El supuesto antropófago de la colonia Guerrero, José Luis Calva Zepeda, ha estado tranquilo desde que entró al Reclusorio Oriente el 24 de octubre.
Autoridades penitenciarias no reportan novedades sobre su comportamiento o que tenga una posible depresión, como ha pasado, por ejemplo, con Sandra Avila Beltrán, la Reina del Pacífico, recluida en el penal femenil de Santa Martha Acatitla.

"Come y hace su vida normal", indicó una fuente de alto nivel del sistema penitenciario capitalino.

Sin embargo, la estadía del también llamado "Caníbal de la Guerrero" no ha pasado inadvertida para los internos, pues cuando lo ven le gritan improperios y ocurrencias.

"Vas a ver, ca... Aquí hasta te vas a volver vegetariano", le espetan y una carcajada general sigue a la frase.

La próxima semana, autoridades del Reclusorio Oriente empezarán a practicarle los estudios criminológicos que se hacen a todos los internos, y el miércoles, el juez 21 de lo Penal, Juan Jesús Chavarría Sánchez, definirá la situación legal del indiciado.

Por otra parte, la Dirección General de Prevención y Readaptación Social informó que hará una investigación interna para acabar con el contubernio de funcionarios y empleados del Reclusorio Oriente con abogados, o personas externas (coyotes) que aprovechan la vulnerabilidad de los presos de reciente ingreso, a quienes contactan en el área llamada Antropométrico para ofrecerles supuestos servicios de defensoría.

Así ocurrió con Calva Zepeda el jueves pasado, cuando un abogado le habló por el celular de una empleada. Se supo que la trabajadora de nombre Sandra será despedida, pues como los internos, los trabajadores tienen prohibido ingresar tales teléfonos.

La mañana del jueves, Humberto Guerrero se presentó ante los periodistas que esperaban pasar al juzgado donde se tomaría la declaración preparatoria a Calva Zepeda.

-¿Quieren hablar con el Caníbal? -dijo el litigante, quien de inmediato marcó al celular y puso el altavoz.

-Sandra, ¿Estás con ese canijo?

-Sí, le estoy tomando las huellas.
-Pásamelo.
-No, me vayan a ching...
-Andale, luego te doy lo tuyo.
La mujer obedeció y así el hombre habló con el acusado
El procurador de Justicia local, Rodolfo Félix, informó este viernes que investigarán el hecho.