Édgar González / Vanguardia
Saltillo, Coah.- Sin saberlo, la Iglesia Católica está sirviendo de refugio y apoyo a indocumentados de la Mara Salvatrucha, porque utilizan las Casas del Migrante como estaciones, explicó el director de Protección Ferroviaria de Kansas City Southern de México, James Kniestedt.
"Hemos detectado que a la `mara' le gusta usar las casas de migrantes como una forma de apoyo y refugio. Obviamente es sin conocimiento de la Iglesia (Católica)", dijo Kniestedt.

James impartió la conferencia sobre detección de "maras" a los elementos que asistieron a la Primera Conferencia de la Policía Internacional Transfronteriza.

Sus revelaciones dejaron helados a los policías, al conocer tanto la variedad de pandillas internacionales como sus formas de operación tan detalladas y sus simbolismos, regularmente tatuajes.

El funcionario de Kansas City Southern de México no descartó que las pandillas internacionales se estén mezclando con las pandillas locales de las grandes urbes mexicanas.

Tampoco descartó que estas pandillas internacionales -porque se crean regularmente en Estados Unidos y sobreviven del paso de indocumentados-, estén también trabajando ahora para cárteles de la droga.

Al hablar sobre el principal negocio de los "maras", que es el tráfico de personas desde Centroamérica hasta Estados Unidos, dijo que utilizan la ruta ferroviaria y por ello utilizan las casas de migrantes.

Más mujeres

Reveló que en Saltillo y Monterrey se han detenido miembros de estas pandillas y que el número de mujeres "mara" está creciendo significativamente, y en Monterrey se han establecido grupos que controlan su organización vía Internet a través de sitios sofisticados en los que se requiere clave de acceso.

Estas pandillas, que tienen su origen en Centroamérica pero que se han desarrollado principalmente en Los Angeles, California, y otros estados de la Unión Americana, ahora se dedican a traer migrantes.

En su paso por México utilizan el tren para enviar grupos, pero los guías muchas veces viajan en autobús y hasta en avión, y los encuentran en puntos como Monterrey, e incluso Saltillo.

El director de Protección Ferroviaria de KCSM negó que su empresa esté violando los derechos humanos de los migrantes como lo ha denunciado la Iglesia.

Incluso dijo que su empresa está capacitando al personal de seguridad privada que utilizan, pero que en ningún momento han violado las garantías de los migrantes.

En su exposición ante policías también explicó que en algunos casos los migrantes perecen porque se enfrentan a "maras" en el trayecto del ferrocarril desde la frontera sur hasta la frontera norte de México.