EL Universal
Cancún, QR.- Las primeras invasiones de terrenos turísticos en zonas de playa aparecieron al sur de Cancún, en el poblado de Puerto Morelos.
El consorcio ibérico Playa Senator denunció que desde el 23 de abril un grupo de 40 personas armadas ocupa dos de tres predios destinados para un megaproyecto, cuyas obras arrancarán el año próximo con una inversión de 350 millones de dólares.

Con machetes y palos, los invasores instalaron tres pequeñas chozas improvisadas en el par de lotes e, incluso, han levantado una cerca sobre la zona federal marítimo-terrestre con postes de madera y alambre de púas.

Un recorrido por el lugar permitió constatar que la cerca montada por los ocupantes irregulares tiene una longitud de 800 metros, de los cuales 600 están en la propiedad del inversionista español Hotetur y otros 200 en los terrenos del grupo hotelero, también ibérico, Playa Senator.

Los directivos de la firma española informaron que han hecho contacto con el grupo de invasores para determinar el móvil de su acción y sólo han recibido como respuesta que les pagaron para allanar la propiedad e instalarse ahí de forma ilegal.

Los datos fueron confirmados por EL UNIVERSAL, que entrevistó a dos de los más de 40 sujetos que cercaron la zona, en donde ya se montó hasta una red de voleiball para el esparcimiento de los paracaidistas.
Los jóvenes entrevistados, quienes se negaron a proporcionar sus nombres, confirmaron que fueron contratados para ocupar los terrenos costeros y cercarlos.

Señalaron que fue "para detener la devastación de los manglares".

Uno de ellos realizó diversas llamadas telefónicas para contactar con una persona a la que se dirigió como El Tigre, tras solicitarele una entrevista, pero se reservó la identidad de su interlocutor, aunque citó el nombre de un abogado que asesora al movimiento.

Consultado sobre estos hechos, el cónsul honorario de España en Quintana Roo, Javier Marañón, informó que la invasión a predios propiedad de consorcios ibéricos fue notificada ya a la embajada de aquel país.

El diplomático, quien junto con cónsules de diversos países sostuvo una reunión con autoridades de Migración y del ayuntamiento de Benito Juárez para abordar temas de seguridad y abusos de policías en contra de turistas, consideró que la ocupación irregular de terrenos turísticos, es un "acto de vandalismo que no puede ser permitido", debido a que provocará un alto nivel de incertidumbre entre los inversionistas extranjeros.

El grupo Playa Senator cuenta con hoteles en Andalucía, Madrid, Barcelona y Canarias, en España. Fue a partir de 2005 cuando comenzó a invertir en Quintana Roo, con la adquisición dos grandes parcelas -una de ella es la invadida-, con el objeto de desarrollar y operar 3 mil cuartos de hotel en los próximos cinco años.

A partir del cambio de gobierno municipal, en abril pasado, se ha desatado en Cancún una oleada de invasiones de predios privados dentro y fuera de la ciudad.

Los casos más recientes son las invasiones en las regiones
237 y 242, en los que más de una centena de personas ocupa predios propiedad de particulares.

Hasta el momento, las ocupaciones irregulares afectan predios de particulares en zonas urbanas o en lotes irregulares, pero jamás en lotes hoteleros o pertenecientes a desarrollos turísticos, menos aún en zonas de playa.

La problemática ha llegado al punto en el que autoridades de Quintana Roo anunciaron hace unos días, que iniciarían una investigación en la Dirección Estatal de Catastro, del Instituto del Patrimonio Inmobiliario de la Administración Pública del Estado (IPAE) y del Instituto de Fomento a la Vivienda y Regularización de la Propiedad (Infovir), ante la sospecha de que funcionarios de dichas dependencias están confabulados con especuladores de tierra.

El gobernador Félix González Canto afirma que hay indicios de que compradores de terrenos o especuladores de tierra, al acercarse a instancias gubernamentales para adquirir predios, traen consigo planos precisos con información oficial, reservada y de primera mano, que les son filtrados por algunos servidores públicos para agilizar sus operaciones.

El alcalde de Cancún, Gregorio Sánchez (PRD), responsabilizó al PRI de propiciar las invasiones de terrenos y los asentamientos irregulares en el municipio de Benito Juárez, lo que al día de hoy mantiene a un promedio de 70 mil personas en colonias carentes de servicios públicos, como agua potable, drenaje y alcantarillado, luz, pavimentación, lo que provoca enormes impactos en el medio ambiente.

Sánchez Martínez manifestó que el problema fue desatado por el PRI desde años atrás, a través de líderes de colonias afiliados al FUC (Frente Unico de Colonos), cuya entonces lideresa, Magaly Achach, incluso llegó a ser alcaldesa de este municipio turístico.