Por Matt Sedensky / AP
Miami, Fla.- Sean Taylor, safety de los Pieles Rojas de Washington, murió el martes, un día después de que fuese baleado en su casa por un intruso. Tenía 24 años.
Richard Sharpstein, amigo de la familia, dijo que el padre de Taylor le llamó por teléfono alrededor de las 5.30 de la mañana para comunicarle el fallecimiento.

"Su padre llamó y dijo que (Taylor) estaba con Cristo, y lloró y me dio las gracias", dijo Sharpstein, ex abogado del jugador. "Es un hecho enormemente triste e innecesario. El era un joven maravilloso, humilde y talentoso que tenía una vida enorme por delante. Obviamente, Dios tenía otros planes".

Indicó que Taylor falleció en el hospital Jackson Memorial, a donde fue trasladado en helicóptero tras ser baleado en la madrugada del lunes.

Los médicos del hospital donde Taylor estaba internado se manifestaron alentados la noche del lunes porque apretó la mano de una enfermera. Pero Sharpstein dijo que tuvo conocimiento de que Taylor nunca recuperó la conciencia en el hospital y que desconocía cómo pudo apretar la mano de la enfermera.

"Quizás trataba de decir adiós o algo así", señaló Sharpstein.

Taylor, de 24 años, fue herido de bala en un muslo la madrugada del lunes en su casa. El proyectil le lesionó una arteria, con una enorme hemorragia.

La policía del condado Miami-Dade investiga la agresión, que ocurrió ocho días después de que se reportó la presencia de un intruso en la casa de Taylor. Los policías acudieron el lunes a las 01.45 (0645 GMT) a un llamado de la novia de Taylor.

Sharpstein dijo que la novia de Taylor le comunicó que ambos fueron despertados por ruidos fuertes, y que Taylor tomó un machete que tiene como protección en la recámara. Alguien irrumpió por la puerta de la recámara e hizo dos disparos, de los cuales uno hirió a Taylor, añadió el amigo de la familia.

La hija de un año de Taylor, Jackie, también estaba en la casa en ese momento, pero ni ella ni la novia fueron heridas.

"Pudo haber si un posible robo; pudo haber sido un posible asalto", dijo la teniente de policía Nancy Pérez de Miami-Dade. "No hay confirmación todavía".

Taylor fue herido en la casa que compró hace dos años en Palmetto Bay, un suburbio de Miami. El ataque tuvo lugar una semana después de que alguien husmeó por una ventana del frente, revolvió cajones y dejó un cuchillo de cocina en una cama de la casa, según la policía.

El safety cumplía su cuarta temporada con los Pieles Rojas luego de jugar en la Universidad de Miami. Era el líder de Washington con cinco pases interceptados esta temporada.

Durante su paso en la NFL, Taylor estuvo involucrado en varios problemas desde que fue seleccionado como el número cinco en el 'draft' del 2004.

Ha sido sancionado siete veces por golpes alevosos cuando la jugada había terminado y otras infracciones. Una de las multas fue por 17.000 dólares tras escupirle en el rostro al running back Michael Pittman, de Tampa Bay.