Notimex
El delantero Omar Bravo podría jugar mañana ante el Querétaro, porque esta mañana fue liberado su pase internacional, pero el técnico Francisco Ramírez adelantó que por su nivel físico es difícil que juegue todo el partido
"En lo futbolístico no tengo ninguna duda de él, es un jugador inteligente y con mucha escuela, que conoce muy bien a sus compañeros y lo que sí noté es que lo físico le costó un poco, por lo que creo que difícilmente podría estar para los 90 minutos", manifestó hoy el estratega de Chivas al final del entrenamiento.

Si bien valoró la calidad del atacante nativo de Los Mochis, Sinaloa, advirtió que pretende que se empareje con el resto del plantel rojiblanco, luego que estuvo sin trabajar por un tiempo.

"Omar tiene que estar al parejo del grupo en la cuestión física, le ha costado un poco, por lo que veremos ya para qué pueda estar en el partido (contra Gallos Blancos)", dijo respecto al encuentro de la fecha cuatro del Torneo Apertura 2009 en el estadio Jalisco.

Emocionado por regresar a la casa de Chivas, el estadio Jalisco, sede del choque ante el conjunto queretano, el ariete dijo que espera el respaldo de los seguidores tapatíos mañana y jugar ahora que se confirmó la llegada de su pase internacional.

"Híjole, hay mucha emoción, mucho sentimiento (por su regreso al estadio Jalisco), pero lo más importante es que se apoye al equipo, yo lo voy a hacer. Es un hecho que estaré disponible y si me toca jugar voy a apoyar y a dar mi cien por ciento en la medida de mis posibilidades", expuso al final de la práctica en Verde Valle.

En específico sobre la liberación de su pase internacional por parte de la directiva de Deportivo La Coruña, que le abre la posibilidad de jugar ante el conjunto "benjamín" del máximo circuito dijo: "Confiaba en que iba a llegar ese trámite, era algo que se había prometido y de caballeros está ahí. Creo que demoró un poco por circunstancias ajenas a nosotros pero ya está".