Nueva York, EU.- Lindsay Lohan está haciendo planes para su vida después de rehabilitación, y entre ellos están mantenerse alejada de Los Angeles.
La actriz de 21 años salió el viernes del Cirque Lodge, un centro para el tratamiento de adicciones a las drogas y el alcohol en Utah al que ingresó en agosto como parte de su acuerdo con la fiscalía por cargos menores de conducir ebria y posesión de cocaína tras dos arrestos.

``Fue una experiencia aleccionadora'', dijo Lohan en una entrevista con la revista OK! ``Me hizo verme a mí y a todas las personas, lugares y cosas en mi vida de un modo diferente. Estuve allí por abuso de sustancias, después de todo''.

Mantenerse sobria, y lejos de Los Angeles, es la prioridad de la estrella.

``Me quedaré en Utah hasta que llegue el momento de filmar 'Dare to Love Me', y entonces planeo volver a Utah para poder mantenerme enfocada y evitar otras distracciones'', declaró a OK!

Preguntada si le preocupa una recaída: ``¡Por supuesto! Si no me preocupara estaría viviendo en negación. La tentación siempre está ahí, pero ahora la evitaré de la manera correcta''.

Lohan, quien recientemente se reunió con su padre Michael Lohan, del que estuvo distanciada tres años y medio, le dijo a la publicación In Touch Weekly que el divorcio de sus padres fue lo que la llevó a comportarse como lo hizo.

``Los problemas en mi familia resultaron en mi rebelión y en las cosas que hice para llamar su atención'', manifestó. ``Pero con todo, es mejor para mí tenerlos ahora (en mi vida). Es sano''.

Lohan aseguró estar desligándose de las personas que la animaron en su abuso de sustancias.

``Esas son las que me rodean por las razones equivocadas'', dijo. ``La gente que quiere salir y rumbear, eso no es lo que me interesa ahora''.

Lohan fue arrestada en mayo tras chocar su Mercedes-Benz contra un árbol en Beverly Hills, California. Volvió a ser arrestada en julio luego que la madre de su ex asistente personal llamó al número de emergencias 911 a reportar que una camioneta la seguía.

La persecución terminó en Santa Mónica, donde la policía descubrió que se trataba de Lohan.

En ambos casos, las autoridades encontraron pequeñas cantidades de droga entre las pertenencias de la actriz.

Según el acuerdo al que llegó con la fiscalía, se sometería a tratamiento, pasaría un día en la cárcel y realizaría trabajo comunitario.

``Sólo quiero disculparme con cualquiera de mis fans que me haya admirado, especialmente los más jóvenes, por darles un ejemplo que no tenía intención de dar'', le dijo a In Touch. ``Esa es una de las razones por las que quiero cambiar las cosas''.