Redacción Vanguardia
El domingo 11 de noviembre no se le va a olvidar fácilmente a Eli y Peyton.
Mientras el mariscal de los Gigantes se tuvo que tragar la derrota sufrida a manos de Vaqueros; el mayor de la dinastía fue interceptado en seis ocasiones por la defensa de los Cargadores, que derrotaron 23-21 a los Potros.

Ayer Vaqueros, con un inspirado Tony Romo, que lanzó dos de sus cuatro pases de touchdown a Terrell Owens, Dallas prácticamente aseguró el título del Este de la Nacional al derrotar 31-20 a Gigantes.

Mientras que el juego que cerró la jornada entre Potros y Cargadores ganó puntos para convertirse en el partido de la semana.

El encuentro fue de alternativas y San Diego se llevó las palmas. Para el triunfo, los eléctricos contaron con la complicidad del errático Peyton y el fallido Vinatieri, que echó a un lado dos goles de campo.