Los padres de una niña británica desaparecida desde hace cuatro meses desean salir de Portugal y regresar a Gran Bretaña lo antes posible para limpiar sus nombres, después que la Policía portuguesa los declaró sospechosos, dijo ayer un amigo de la familia.
Playa la Luz.- Clarence Mitchell expresó que el padre de Madeleine McCann, Gerry McCann, le manifestó que él y su esposa esperan que se aclare su situación legal en 48 horas. El abogado de la pareja dijo el viernes que la Policía los había declarado sospechosos de la desaparición de la niña de cuatro años, el 3 de mayo.

"Ellos coinciden en que deberían salir (de Portugal) tan pronto como puedan", expresó Mitchell en una comunicación telefónica desde Gran Bretaña.

No quedaba claro si la Policía local les permitirá irse de Portugal, aunque hasta ahora las autoridades no habrían retenido sus pasaportes.

Mitchell dijo que Kate y Gerry McCann habían intentado previamente salir del sur de Portugal, donde han permanecido desde que su hija desapareció del cuarto del hotel en el que se hospedaba la familia durante sus vacaciones.