El Universal
Según un estudio del Vaticano, las injurias a Dios difieren con base en el género del pecador
Los hombres y las mujeres no son iguales, o por lo menos en sus pecados. La jerarquización de las faltas contra Dios difiere con base en el género del pecador, si sé es hombre se peca por lujuria y las mujeres, por soberbia, según un estudio del Vaticano.


El teólogo Wojciech Giertych explica en el periódico Vaticano que los mayores vicios de los hombres son, por este orden, la lujuria, la gula, la pereza, la ira, la soberbia, la envidia y la avaricia. En el caso de las mujeres, la soberbia, la envidia, la ira, la lujuria y la pereza.

El artículo publicado en la BBC, fue publicada originalmente por el diario de la Santa Sede L'Osservatore Romano, el cual realizó el jesuita Roberto Busa, de 95 años, quien analizó las diferencias entre hombres y mujeres en el confesionario.

Anteriormente, El Vaticano publicó una serie de nuevos pecados -amén de los siete tradicionales-, entre ellos, contaminar, vender drogas o realizar modificaciones genéticas.