Cd. de México.-El número de trabajadores petroleros que murieron tras evacuar una plataforma de perforación en el Golfo de México ascendió a 19, informó el jueves el director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Jesús Reyes Heroles.
El funcionario dijo a senadores que 63 obreros petroleros fueron rescatados y se cree que hay cuatro desaparecidos.

Pemex no ha informado las causas precisas ni el momento en que murieron los trabajadores, sin embargo uno de los sobrevivientes relató a la cadena Televisa que todos los empleados dejaron la planta a bordo de lanchas salvavidas, pero que el fuerte oleaje partió los botes.

Un total de 86 personas (81 trabajadores petroleros y cinco marinos) abandonaron el martes la plataforma de perforación Usumacinta luego de que golpeó un pozo denominado Kab-101 y rompió algunas válvulas que causaron un derrame de aceite y gas.

El director de Pemex dijo que no se suspenderá la búsqueda de sobrevivientes ``hasta que estemos absolutamente seguros de que la probabilidad de encontrar a alguien con vida sea muy baja''. Añadió que la empresa ya investiga las causas del accidente.

El choque ocurrió a consecuencia de rachas de viento de hasta 130 kilómetros por hora y olas de hasta ocho metros causadas por el frente frío número 4.

La noche del miércoles, Pemex informó que tenía registradas 18 víctimas, de los cuales cuatro laboraban con la empresa estatal, 12 con tres compañías contratistas, y dos más que no habían sido identificado.

La fuga de combustible aún no es controlado y se espera que en no más de cinco días quede resuelta.

El presidente Felipe Calderón tenía previsto realizar una gira por el estado de Campeche, que bordea el Golfo de México y cercano al lugar del accidente.

Uno de los sobrevivientes, identificado como Eder Ortega Flores, relató la noche del miércoles a Televisa que los trabajadores abandonaron la plataforma en lanchas salvavidas y se aventuraron a enfrentar un mar picado debido que la concentración del gas fugado subió a niveles insoportables y se agotó el aire de los equipos de respiración de emergencia.

Los trabajadores procedieron a dejar la plataforma a pesar de las condiciones adversas en el mar, afirmó Ortega Flores, de 25 años.

``No había de otra'', dijo en referencia a que no tenían otra alternativa, pero las lanchas no resistieron la fuerza de las olas.

``Se quebraron, al menos el bote que me tocó a mí, se fue quebrando poco a poco hasta llegar a un punto de que se hundió el bote. Todos mis compañeros quedaron en el mar. Los perdí a todos'', dijo.

Ortega Flores añadió que se mantuvo conservando la respiración y enfrentando las olas hasta que en la madrugada del miércoles vio a lo lejos la costa y nadó hasta el litoral.