Seattle, EU.- Microsoft ha dado un paso de gigante en el mercado de la música digital al anunciar hoy una nueva generación de su reproductor Zune, más ligera y versátil, en un intento de arañar cuota de mercado a su competidor iPod, de Apple.
Un año después del lanzamiento de su primer modelo, el Zune de 30 gigabytes (GB), del que se han vendido 1,2 millones de unidades, Microsoft ha decidido sacar al mercado estadounidense tres nuevos reproductores. Y lo hará de nuevo en noviembre, para Navidades.

En una entrevista concedida a Efe en el marco de la presentación de la nueva generación del Zune, el vicepresidente de Microsoft, J. Allard, se mostró satisfecho con las ventas conseguidas por el actual Zune, pero admitió que era necesario "hacer un producto que los usuarios realmente quisieran".

La estética de la nueva gama del Zune ha cambiado poco, aunque el diseño es más sofisticado y el manejo más simple, muy en la línea del rey del mercado, el iPod.

La nueva línea la conforman el reproductor portátil de 80 GB de color negro, con una pantalla de 3,2 pulgadas, que saldrá a la venta a un precio de 249,99 dólares, y los reproductores más pequeños de 4 GB (149,99 dólares) y de 8 GB (199,99 dólares) con memoria flash.

Estos dos modelos, que competirán directamente con el nano del iPod, estarán disponibles en color rosa, verde, negro y rojo.

La gran novedad de los nuevos reproductores es el Zune Pad, un botón de control táctil, y el sistema de sincronización inalámbrica, una función que permite que el dispositivo se actualice automáticamente a través del acceso inalámbrico de Internet.

Al igual que el modelo anterior de 30 GB, los nuevos reproductores cuentan con un sintonizador de radio FM y una función inalámbrica incorporada, que permite compartir canciones con otros usuarios del Zune.

En el nuevo Zune, nacido de la mano de J. Allard en marzo del año pasado, Microsoft ha invertido "cientos de millones de dólares".

La multinacional ha renovado completamente el software del Zune, con el fin de hacer tanto la aplicación para los ordenadores como su tienda digital Marketplace más simples.

La versión de 30 GB será actualizada con todas las nuevas funciones y el nuevo diseño de software.

La nueva gama de productos también incorpora una novedosa función, denominada "Zune Social", una comunidad en Internet en la que los usuarios pueden intercambiar música, añadir amigos, ver la lista de las canciones más compradas y leer el historial discográfico de los artistas.

Los usuarios pueden crear una "Zune Card", una tarjeta gratuita y personalizada que se actualiza automáticamente y que contiene la música que uno escucha en su reproductor o ordenador. Esta herramienta permite a otros miembros de la comunidad escuchar muestras de las canciones de un amigo, entre otras funciones.

Durante una breve aparición ante la prensa el martes para explicar los detalles del nuevo Zune, el presidente de Microsoft, Bill Gates, se mostró satisfecho con el resultado y señaló que el gigante informático solo está en sus inicios en el desarrollo de software para el mercado de la música digital.

"La revolución digital apenas ha comenzado a realizar todo lo que se puede hacer con el software adecuado y nosotros creemos en la magia del software", resaltó.

De momento, el nuevo Zune no incorpora juegos ni software de teléfono, como se había especulado, porque, según J. Allard, quien también es el máximo responsable de Diseño y Desarrollo de la división de Entretenimiento y Productos de la multinacional, el centro de atención de Microsoft es la música, al menos de momento.

"A lo mejor algún día (...) Estamos en una buena posición para hacer ambas cosas", respondió el número dos de Microsoft a la pregunta de si planean incorporar videojuegos y Windows Mobile al Zune.

Para Allard, la muy comentada batalla entre Microsoft y Apple en el mercado de la música digital no es importante para la empresa de Redmond. "La batalla se libra más entre los artistas y la audiencia", concluyó.