Notimex
Dallas, Texas.- Evel Knievel, quien por sus atrevidos saltos en motocicleta se convirtiera en un icono internacional en la década de los setenta, murió hoy a los 69 años de edad en su residencia de Florida, informaron fuentes familiares.
El motociclista, quien a pesar de sus múltiples y serias lesiones disfrutó de una extensa vida como osado saltador de autos, camiones y casas incendiadas, falleció a consecuencia de las complicaciones de una Hepatitis C que padecía desde hace 15 años.

Knievel publicitaba ampliamente sus saltos en motocicleta, incluyendo su fallido intento en 1974 en el Cañón del Río Snake en Idaho, en una motocicleta impulsada por cohetes y que se mantiene aún como uno de los eventos deportivos más vistos por televisión en todos los tiempos.

El deportista extremo estadounidense también protagonizó una caída espectacular en la que se fracturó cerca de 40 huesos al tratar de saltar las fuentes del casino Caesar's Palace en Las Vegas.

Knievel saltó en motocicleta por última vez en marzo de 1981, luego de cientos de ellos, incluyendo uno en 1975 de 14 autobuses de pasajeros.

Sus audacias le valieron un lugar en el Instituto Smithsonian en Washington, donde aparece como un el "Legendario Aventurero Impetuoso Americano.

Los saltos de Knievel eran seguidos por millones de personas alrededor del mundo, especialmente adolescentes y niños.

Knivel, cuyo nombre real era Robert Craig, dijo una vez que a todo mundo le gustaba ver sus saltos, porque querían ver cómo se rompía los huesos.

Sus audacias le valieron un lugar en el Instituto Smithsonian en Washington, donde aparece como el "Legendario Aventurero Impetuoso Americano".

Su fama llegó incluso al cine en 1977, con una película titulada "Viva Knievel".