Redacción El Guardián
Monclova, Coah.- La sexoservidora Aidé Azucena Regino Castillo murió estrangulada por su asesino, quien la arrojo desde la madrugada del pasado 16 de octubre entre los carrizales del río Monclova, donde permaneció hasta el viernes pasado, cuando encontraron su cadáver.
Fuentes allegadas a la investigación señalaron que la autopsia realizada por el director de Servicios Periciales en el Estado, Humberto de León, confirmó que el presunto responsable apretó el cuello de la víctima hasta que ésta dejó de existir.

Las autoridades buscan a amigos y familiares de Regino Castillo, para realizar las diligencias que los lleven a la identificación del criminal.

También trascendió que el pasado 29 de octubre, la madre de la occisa pidió la colaboración de las autoridades ministeriales para localizar a Aidé Regino, quien salió de su domicilio para laborar en las cantinas y bares de la zona centro, y ya no regresó.