Foto: Especial
Jimena Morelos/Jambitz
Los nanotubos de carbono (CNT) parecen ser una nueva opción para la agricultura. Esto es porque se descubrió que las semillas de tomate expuestas a los nanotubos de carbono germinaban más rápido y los frutos que se producen son de mayor tamaño.

Es esta la razón por la que los investigadores sugieren que podría ser un gran desarrollo en la producción vegetal.
Los nanotubos de carbono (CNT) parecen ser una nueva opción para la agricultura. Esto es porque se descubrió que las semillas de tomate expuestas a los nanotubos de carbono germinaban más rápido y los frutos que se producen son de mayor tamaño.

Es esta la razón por la que los investigadores sugieren que podría ser un gran desarrollo en la producción vegetal.

Las primeras pruebas demuestran que los nanotubos de carbono se adentran a las semillas produciendo efectos benéficos sobre ellas como el que puedan crecer más rápido, que sean de mayor tamaño y que absorban más agua.

Los beneficios que se pueden obtener son principalmente económicos dada la velocidad de crecimiento y el tamaño de los frutos. Hasta el momento no se ha notado un cambio en el sabor o características de los productos, pero no se descarta la posibilidad de que se dé.